Nuevos delitos tecnológicos en el código penal

Escrito por Sergio De Luz
Redes
1

El pasado 23 de diciembre de 2010 entró en vigor la reforma del Código Penal.

En internet cada vez se cometen más delitos, y esto no ha pasado desapercibido en la reforma del código penal, ahora acosar a menores de 13 años por internet estará castigado penalmente.

También los famosos ataques DDoS y atacar sistemas ajenos, así como entrar en cuentas de email o redes sociales ajenas ya sea por ingeniería social o porque la contraseña de la víctima es la típica 123456 son algunos de los cambios.

Los cambios, en el contexto de las nuevas tecnologías, las nombramos a continuación.

– Protección al menor

La comunicación de personas adultas con fines sexuales a través de internet contra menores será castigado, no sólo por internet sino también por teléfono, para así evitar el Grooming.

¿Qué es el Grooming?

Acciones de un adulto de cara a establecer lazos de amistad con un niño o niña en internet con objeto de satisfacción sexual. Más información en Wikipedia.

– Delitos informáticos

Relativo a los daños, donde quedarían incluidas las consistentes en dañar, deteriorar, alterar, suprimir o hacer inaccesibles datos o programas informáticos ajenos, así como obstaculizar o interrumpir el funcionamiento de un sistema informático ajeno (como por ejemplo, un sitio web). En este apartado se daría trato a todos los que participen en ataques de denegación de servicio.

El segundo apartado se refiere al descubrimiento y revelación de secretos, donde estaría comprendido el acceso sin autorización vulnerando las medidas de seguridad a datos o programas informáticos contenidos en un sistema o en parte del mismo.

Con la reforma, se castigará a quien acceda a un sistema informático de manera no consentida, independientemente de si se causa daño o no. Es el caso de los accesos a cuentas de correo electrónico o de redes sociales de otra persona sin permiso, no importando incluso si se aprovecha que tengamos contraseñas por defecto o vulnerabilidades conocidas.

Fuente: Cuerpo Nacional de Policia