En busca de la seguridad en la nube

Escrito por Adrián Crespo
Banda Ancha
0

Desde que la computación en la nube comenzó en proveedores de servicios de internet a gran escala entre los que se encuentran Google, Amazon o AWS…como una idea de futuro, ahora mismo nos lo encontramos como un servicio utilizado por la mayoría de las empresas.

Entre las ventajas, nos encontramos que no es necesario hardware adicional para su implementación, son de fácil actualización, uso eficiente de la energía, menor tiempo de inactividad por mantenimiento, mayor capacidad de adaptación y un largo etcétera.

Los  nuevos desafíos que traen las aplicaciones basadas en la virtualización y el cloud computing, sumado a los riesgos de las nuevas aplicaciones web 2.0 y el aumento en el uso de terminales inteligentes, está redefiniendo los modelos de securización de las empresas.

Los proveedores especializados en ofrecer seguridad, conscientes de estas preocupaciones, intentan combatir estos posibles efectos adversos adelantándose a los problemas y aportando la mejor seguridad de uso para las empresas.

El teletrabajo es una modalidad que cada vez más está cobrando importancia en el mundo de las empresas y las organizaciones. Seguir los protocolos es algo fundamental para que los sistemas operativos de una compañía sigan siendo fiables.

Las empresas deben adecuar sus políticas de seguridad y dotarse de las herramientas que les ayuden a automatizar el control de la seguridad de la información. Las soluciones de prevención de fuga de datos como CA DLP ayudan a controlar que la información confidencial no se utilice de modo inadecuado o caiga en poder de usuarios no autorizados, adicionalmente, las soluciones de control de acceso a los recursos son capaces de forzar el cumplimiento de las políticas corporativas en los servidores.

Más allá de los peligros es cierto que en el contexto actual existe una autentica evolución de los sistemas de seguridad tradicionales para abordar esta problemática. “Firewalls de Nueva Generación” o las mayores capacidades de análisis a nivel de Aplicativo de los equipos existentes, permiten a las empresas prevenir dichas prácticas.

Así, es recomendable contar con distintas soluciones de seguridad que en conjunto nos permitirán securizar la red: el Filtrado Web, para denegar o permitir el acceso a ciertas categorías de páginas en Internet y el Control de Aplicaciones para identificar y establecer controles sobre las aplicaciones que corren dentro de la organización, el DLP, para asegurar que a través de estas redes no se filtra información crítica de la compañía, y por último antivirus o IPS, que evitarán la entrada de ataques a través de estas aplicaciones.

Tenéis más información sobre este tema en RedesTelecom.es