4,5 Gbps en una red híbrida de fibra y cable coaxial

Escrito por Macià Marquès
Redes
1

Cuando pensamos en Banda Ancha ultra rápida doméstica, lo primero que nos viene a la mente son las tecnologías de fibra óptica llevadas hasta nuestros hogares como el FTTH de Movistar.

Es cierto que éstas resultan idóneas para transmitir datos a altas velocidades, pero debemos tener en cuenta otras soluciones intermedias como las redes HFC (Hybrid Fibre-Coaxial), capaces de ofrecer altas tasas de transferencia y de aprovechar infraestructuras ya desplegadas, esta tecnología es la usada por ONO.

Una claro ejemplo de ello lo hemos conocido hoy, gracias a la demostración efectuada por Arris, en la que han alcanzado la extraordinaria cifra de 4,5 Gbps de descarga y 575 Mbps de subida.

Para ello han utilizado la ya popular tecnología DOCSIS (que por ejemplo en Estados Unidos se ha usado para proporcionar accesos de 200 Mbps), agrupando 128 canales para la descarga y 24 para la subida.

De momento sólo se trata de una prueba técnica, pero es una buena noticia para los operadores que utilizan esta tecnología ya que no tendrán que invertir grandes cantidades de dinero cuando necesiten aumentar la velocidad a sus clientes, por ejemplo, en países como Estados Unidos, aproximadamente un 56% de los hogares accede a Internet a través de esta tecnología.

Gracias a estos nuevos avances será posible obtener elevadas velocidades, imprescindibles para la transmisión de IPTV, sin que sea necesario llevar la fibra hasta cada uno de los hogares que ya tienen acceso por cable, sino sólo hasta los nodos intermedios.