Anonymous “ataca ” a la policía austriaca

Escrito por Adrián Crespo
Seguridad
0

Si hace días en RedesZone, publicábamos la noticia de que Anonymous había filtrado datos de integrantes del GEO que previamente habían sido robados de la base de datos del Ministerio del Interior, hoy podemos decir que Anonymous sigue cargando contra la policía pero en esta vez, la de Austria.

El grupo hacktivista ha tenido acceso a los datos de 25.000 agentes de policía austriaca, en concreto, a sus nombres y los lugares en donde tienen su residencia.

Estos datos fueron colgados por el grupo en el día de ayer en la página web Pastebin.

Responsables del Ministerio del Interior austriaco han emitido un comunicado en el cual corroboran que los datos que el grupo han publicado son ciertos y además de todo esto han confirmado exactamente el número de agentes afectados que asciende a un total de 24938 de los cuales se ha filtrado el nombre y el lugar de residencia como anteriormente citábamos.

Como ya sabemos, todas las acciones de Anonymous persiguen protestar contra algún tipo de medidas o acciones. En este caso, con estas publicaciones pretenden protestar contra una ley que será aprobada en breves en Austria y que esta relacionada con la regulación de almacenamiento de datos en particulares (un símil a una ley anti-descargas pero llamada de otra manera). El grupo asegura que si los gobiernos pueden tener acceso a los datos que poseen los usuarios en sus ordenadores personales, ¿por qué ellos no van a poder tener acceso a los del gobierno?.

Anonymous que no es  la responsable

Sin embargo Anonymous afirma que no han hackeado ninguna web del gobierno y que los datos que han mostrado les fueron puestos prácticamente carta en mano y con mucha facilidad. En el comunicado por parte del gobierno, se puede leer que pudieron ser obtenidos de una organización que colabora con la policía realizando encuestas informativas. Por lo que, lo que ha querido decir el grupo hacktivista es que más fácil no se lo han podido poner para acceder a la información.

No solo ocurre en España

Anteriormente teníamos como antecedente los datos filtrados de los miembros del GEO en España. Sin embargo ahora le toca el turno a las fuerzas de seguridad austriacas. Pero en este caso han quedado de manifiesto que la seguridad y el cuidado que se tiene con la información es mínima y que cualquiera que estuviese ligeramente “listo”, sin hacer un gran trabajo puede llevarse un gran botín, en este caso, casi los datos de 25000 agentes.

¿Cuál será el próximo país que sufra un hecho similar?


Noticias relacionadas