Prestadores de CDN obligados a registrarse como un operador por la CMT

Escrito por Adrián Crespo
Banda Ancha
0

 Si hace unas semanas muchos usuarios discutíamos, de si las llamadas “Redes de entrega o de distribución de contenidos” por sus siglas en inglés CDN (Content Delivery Network) violaban o no la neutralidad de la red. Estos días, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones nos sorprendió con algo nuevo.

Al parecer todas las empresas que presten este tipo de servicios de redes CDN, deberán inscribirse en el Registro de Operadores, ya que estas son consideradas como servicios de comunicaciones electrónicas al cumplir varios requisitos.

A continuación os mostramos estos requisitos.

– Las redes de tipo CDN transportan la señal desde bien, uno o diferentes servidores de origen a servidores propios, pertenecientes a las susodichas empresas proveedoras de las CDN anteriormente mencionadas a registrarse como operadores en la CMT.

– Dicho proveedor de la red CDN es el responsable de la transmisión.

– Este servicio está abierto a terceras personas.

– Además es un servicio remunerado.

En todo caso existe una relación comercial en el que la empresa contratante del servicio de redes CDN es cliente, de la empresa prestadora del servicio. Aunque a quien realmente va dirigido el servicio es a los clientes finales de la primera (quienes van a acceder a los contenidos o datos de la red CDN).

Para registrarse como operador, los prestadores de servicios de redes CDN tendrían que rellenar el siguiente formulario para ello. Además de cumplir con la entrega de documentación requerida en el mismo: Formulario de entrega de documentación.

¿Qué son y para que sirven las CDN?

Las llamadas CDN o Redes de distribución de contenidos. Son básicamente copias de un servidor principal, de tal manera que cuando un usuario accede a una web o cualquier contenido que pertenezca a una empresa que tiene contratado este CDN sea redireccionado al servidor más cercano. De esta manera la velocidad de acceso mejorará notablemente y se reducirán los temidos cuello de botella. Ya que el servidor principal quedará más liberado.

Si lo explicamos con un ejemplo. Una empresa cualquiera , contrata un CDN, con distintos servidores propios. Si un usuario de España accede a una web o contenido cualquiera, el CDN hará que el susodicho usuario acceda al servidor de la red CDN más cercano. En el supuesto que un servidor CDN no esté en el mismo país desde el que se accede. En este caso se accedería al servidor más cercano (por ejemplo si es desde España, puede que el servidor más cercano esté en Francia, pues a este servidor accederá el usuario español).

Sin duda una de las mayores ventajas de este tipo de redes no es solo la velocidad de acceso por parte del usuario, sino que ante una posible caída de alguno de los servidores, no pasaría nada, pues sería redireccionado a otro, ya que básicamente son copias del servidor principal.

Por supuesto también permite ahorrar en costes a las empresas que los contratan. Una mejora mutua tanto para el usuario como para la empresa contratante del servicio. Y es que en la actualidad este tipo de redes están a la orden del día, teniendo tanto opciones gratuitas como de pago (como la conocida Akamai).

Artículo realizado por Nova6k0 para RedesZone.net