Nadie puede poner freno al spam

Escrito por Adrián Crespo
Banda Ancha
1

Era algo que tarde o temprano sabíamos que pasaría. El incremento del uso del correo electrónico y de las redes sociales hace que mucha gente se aproveche para intentar sacar provecho de los demás.

Millones de personas son las que ya tienen, por lo menos una cuenta de correo, y muchos más son los que ya se encuentran al menos en una red social de las que ya conocemos (Facebook, Tuenti, Twitter). Si a lo anterior sumamos que cada vez somos más los que decidimos hacer operaciones utilizando internet, entonces obtenemos la fórmula perfecta.

Según estudios de la compañía de seguridad Karspersky, en el último año el correo basura, conocido como spam, se ha multiplicado por veinte , por lo que nos podemos encontrar ante una plaga que los expertos en seguridad ven difícil de parar.

Muchos expertos en seguridad consideran al spam de forma unánime como una de las peores lacras de hoy en día. Muchos correos son generados sin consentimiento del usuario y son reenviados de forma masiva, hasta tal punto que muchos usuarios reciben cada día mensajes en su bandeja de entrada, y de los cuales 9 de cada 10 son spam.

Distribución fácil gracias a las botnet

Las conocidas como redes zombie se han convertido en el principal motor de expansión de los correos spam. Generalmente está formada por ordenadores que están controlados de forma remota por medio de IRC. A día de hoy se empieza a extender el control de los ordenadores por medio de HTTP, lo que resulta más fácil que el IRC. Nunca se sabe si tal vez nuestros ordenadores se encuentren dentro de una de estas redes.

Por eso lo más importante es tener máximo cuidado con el software que se instala y los archivos adjuntos que se encuentran en los correos que abrimos.

El nuevo peligro, el spam fraudulento

Y es que hoy en día es la mejor manera para los ciber-delincuentes de hacer caja, aprovechándose de la ignorancia de muchos usuarios con respecto a es tipo de peligros y de prácticas.

Expertos en seguridad han destacado que los delincuentes se están centrado en la utilización de las redes sociales para llevar acabo sus estafas y obtener beneficios.

Método clásicos como el de facilitar tus datos de correo electrónico (usuario y contraseña) para actualizar tu perfil de Facebook y que siga funcionando, o usuarios que son los ganadores de un premio en metálico y es necesario dar el número de cuenta y clave de acceso para proceder al cargo se encuentran en nuestro día a día.

Conclusión, hay que tener mucho cuidado

Y es que a pesar de que el porcentaje de phishing ha descendido, el número de correos spam globalmente se ha visto aumentado y no sólo eso, sino que también se ha visto aumentado el número de correos con archivos infectados por lo que debemos extremar las precauciones con los correos que abrimos. En el caso de que nos encontremos ante un correo con un remitente que desconocemos o que parece sospechoso, es mejor borrarlo directamente.