Google la monta ahora con Internet Explorer

Escrito por Adrián Crespo
Seguridad
0

No hace ni una semana que publicábamos la noticia en la cual, se hacía referencia a un espionaje al que habían estado sometidos los usuarios de Safari (navegador web de iOS y OS X) , y Google se ha vuelto a meter en la misma polémica, pero en este caso con los usuarios de Internet Explorer, propiedad de Microsoft.

Ambos han entrado en una lucha de acusaciones en la que, el primero de ellos, afirma que la política de privacidad de su “oponente” está obsoleta. Mientras que el segundo acusa a Google de utilizar cookies para espiar a sus usuarios.

La utilización de cookies está en el punto de mira y más tras las últimas acciones llevadas acabo por el gigante de internet. Le valió para provocar una riña con la cúpula de Apple y es en este caso la compañía de Bill Gates la que ha detectado irregularidades en Internet Explorer a causa de dichas cookies.

Para que el que no lo recuerde o no lo sepa, la cookie es un fichero de tamaño pequeño, que posee la funcionalidad de almacenar información para facilitar la navegación del usuario por una página web y también es empleado actualmente para personalizar la publicidad que se ofrece al usuario.

Microsoft sale al paso

La compañía de Bill Gates, una vez conocida la noticia de lo sucedido con Safari, decidió llevar acabo una intensa investigación en su navegador, para determinar si Google hacía lo mismo. Y los resultados fueron que, de una manera u otra distinta, Google hacía lo mismo que con los usuarios del navegador de Apple. Según han detallado responsables de Microsoft, Google ofrece una información errónea a P3P Privacy, para que esta cookie no sea bloqueada y así saltarse el sistema de seguridad del navegador.

Desde Microsoft advierten a los usuarios sobre este problema y recomiendan utilizar Internet Explorer 9, y combinarlo con el programa Tracker Protection, y así evitar dichas intrusiones.

Otros problemas similares con anterioridad

No sólo Google ha sido la única que se ha intentado aprovecharse de los problemas de seguridad que posee el sistema P3P. Con anterioridad, Microsoft ya tuvo problemas con el sistema, porque otras compañías utilizaban el mismo fallo para hacer lo mismo que ha realizado Google, un seguimiento a sus usuarios. Por lo tanto, un voto negativo para la compañía del sistema operativo Windows, ya que aún conociendo los fallos que posee este sistema, todavía continúa incorporándolo en sus productos.

Denunciada por políticos estadounidenses

Sin embargo, y a pesar de ser un fallo en el software de Microsoft, las prácticas de Google han sido denunciadas por distintos congresistas y han llegado hasta los tribunales, donde Google, tendrá que responder y dar explicaciones del por qué de este tipo de prácticas.

Si esto sucede con otros exploradores que no son de sus propiedad, ¿qué sucederá con Chrome?


Noticias relacionadas