Hackean el juego social YoVille

Escrito por Adrián Crespo
Redes Sociales
0

El famoso juego social de la compañía Zynga se ha visto afectado durante varias semanas por un hackeo en el que los atacantes han alterado el funcionamiento normal del juego.

Durante varias semanas se han recogido quejas en el foro oficial del juego, donde los usuarios comentaban las cosas “extrañas” que sucedían y que no podían explicarse.

A pesar de que la experiencia del juego se vió alterada, así como los contenidos del juego y determinados objetos virtuales en posesión de los usuarios, desde la compañía propietaria destacan que de momento, no han tenido ninguna notificación de que se haya producido el robo de la información personal del usuario que tiene asociada a la cuenta del juego.

El juego actualmente cuenta con más de 1,5 millones de usuarios y se puede disfrutar tanto en MySpace, como en Facebook. El juego fue puesto en funcionamiento hace 4 años y desde entonces, sólo ha visto como aumentaba su número de jugadores sin ningún tipo de contratiempo. Por lo que este se trata el primer problema al que han tenido que enfrentarse los responsables de la compañía Zynga.

Preocupación entre los usuarios

A pesar que desde la compañía han afirmado con total rotundidad que es posible que no se hayan visto afectados los datos personales de las cuentas de los usuarios, entre estos existe una cierta desconfianza, no sólo por sus datos, también por los números de las tarjetas de crédito que tienen asociados a cada cuenta.

Desde la compañía insisten que los usuarios del juego no tienen porque temer por los números de las tarjetas, ya que, el lugar donde son guardados no tiene ninguna relación con donde se encuentran el resto de datos personales.

Robo de dinero y objetos virtuales

El hackeo, que ha durado cerca de tres semana, se ha saldado con la desaparición de dinero y objetos virtuales. Todos los usuarios que se han visto afectados y lo han comunicado en el foro, se les ha devuelto todo lo que les había sido robado. Desde la compañía afirman que es poco probable que se pueda volver a repetir la situación y ya se han puesto a trabajar para solucionar el problema de seguridad.

Desde la propia compañía creen que el fin del hackeo no era económico, y que ha sido realizado, nada más y nada menos que por puro divertimento.