Windows 8 sólo permitirá un navegador de internet en equipos con ARM

Escrito por Adrián Crespo
Software
1

Muchos son los que piensan que con esta medida es probable que se vuelva a los años 90, cuando Microsoft tenía un monopolio en lo referido a navegadores, con la imposición de Internet Explorer.

Los responsables de Mozilla han manifestado su disconformidad por esta decisión tomada por parte de la compañía de Bill Gates y han anunciado que tomarán acciones legales sólo como último recurso y esperan una rectificación por parte de Microsoft.

Y es que los responsables de los demás navegadores aún recuerdan el movimiento llevado a cabo por Microsoft para acabar con Netscape en el año 1996.

Sin embargo, desde Microsoft justifican el haber tomado esta decisión por motivos de rendimiento y apariencia.

Indicar que esta limitación en Windows 8 estaría única y exclusivamente ligada a aquellos equipos que estarían equipados con procesadores ARM.

Las justificaciones en las que se apoya el equipo de Microsoft están relacionadas con el rendimiento y la apariencia. En la primera de ellas, la compañía mantiene que ellos son los únicos que son capaces de satifacer con Internet Explorer a los nuevos procesadores en lo relacionado a rendimiento y potencia.
En la segunda justificación, mantienen que por motivos de estética en el entorno gráfico, es necesario que el sistema operativo y el navegador vayan de la mano, ya que otros navegadores no podrán obener el mismo rendimiento gráfico que Internet Explorer.

Mozilla cree que son excusas por parte de Microsoft

Desde la propietaria de Firefox, creen que se tratan de excusas, ya que todos los navegadores se encuentran en continuo contacto con el desarrollo de los procesadores ARM, por lo que afirman que nunca existirán problemas de rendimiento.

En lo relacionado con la apariencia gráfica, creen que es totalmente mentira esa justificación. Tal y como sucede ahora, el resto de navegadores han sabido adaptarse tanto estetéticamente, como visualmente a las exigencias de los sistemas operativos de Microsoft.

¿Otra vez se repetirá la batalla que se vivió en los años 90?

De momento tendremos que esperar para ver si la presión de Mozilla surte efecto y consigue cambiar la decisión tomada por Microsoft. Sin embargo, podríamos estar a punto de vivir un nuevo “caso Netscape”, pero en esta ocasión, los protagonistas serán dos navegadores con mucho más poder de convocatorio, Google Chrome y Firefox.