Windows 8: Microsoft pone fin a los fallos de Flash

Escrito por Adrián Crespo
Seguridad
0

En parte debido al problema que ha aparecido en las versiones 7 y 8 de su navegador Internet Explorer, la compañía de Bill Gates se ha visto obligada a lanzar una actualización urgente para solventar los problemas de estas versiones y para solucionar otros problemas de seguridad que se habían encontrado en la versión 10 del navegador y que afectaban principalmente a Flash Player.

Dicha actualización está disponible para los usuarios a través del software Windows Update y aunque parezca mentira, es Microsoft la encargada de corregir los errores de Flash y no Adobe como se podría pensar en un principio.

Parece ser que desajustes en las fechas podrían haber sido las culpables de que estos errores existan.

Y es que Adobe ya lanzó a mediados del pasado mes unas actualizaciones que estaban destinadas a poner solución a estos problemas de seguridad detectados. La versión RTM de Windows 8 estuvo disponible para los usuarios y desarrolladores días más tardes pero con estas vulnerabilidades. Una de las vulnerabilidades no parcheadas era extremadamente peligrosa.

Desde este viernes está disponible

El pasado viernes la actualización que pone solución a estos problemas fue puesta a disposición del equipo de desarrollo de Windows 8. La actualización, que como indicábamos con anterioridad está disponible en Windows Update, actualiza la versión de Flash Player a la 11.3.374.7.

Sobre el programa de actualizaciones de Windows 8

Con motivo de esta “polémica”, los responsables de marketing de Microsoft han querido hacer unas pequeñas declaraciones sobre los pasos a seguir para realizar actualizaciones de seguridad de productos externos a Microsoft, como puede ser el caso de Flash Player.

Los responsables han asegurado que desde el momento en que la compañía dueña del producto publica una actualización de seguridad, los usuario pueden optar por descargar la actualización desde la página indicada por el fabricante del producto. Aseguran que Microsoft recibe la actualización en torno a 2-3 semanas después, y que una vez recibida trataran de ponerla a disposición de los usuarios lo más pronto posible.

¿Política correcta?

A pesar de tener la página del fabricante para poder llevar a cabo la actualización, no parece del todo razonable que si se trata de una actualización crítica Microsoft tarde cerca de un mes en ponerla en Windows Update.

De esta forma parece ser que ha querido justificar el tiempo que ha transcurrido desde que salió hasta que ha estado disponible en Windows Update.

Pero, ¿y si se trata de una vulnerabilidad grave?

¿Quieres conocer más detalles de Windows 8?

Windows 8: un paseo por el gestor de conexiones de red

Windows 8: la seguridad del sistema operativo al detalle

Fuente | PC World


Noticias relacionadas