Anonymous hackea el Instituto Tecnológico de Massachusetts

Escrito por Adrián Crespo
Seguridad
0

Las últimas horas del día de ayer y las primeras de éste han destacado por la muerte del activista Aaron Swartz, precursor del modelo web que podemos disfrutar en la actualidad. La muerte de esta persona ha traído muchas reacciones pero una de las más polémicas ha sido la del MIT(Instituto Tecnológico de Massachusetts) que persiguió a Aaron durante muchos años y que ayer vió como Anonymous hackeaba su página web, coincidiendo con la publicación de un pésame.

A pesar de que la página dejó de estar funcional después de la publicación, algunas fuentes cercanas al grupo de hackers informan que otro hackeo fue realizado nada más conocer la muerte del activista. Los hackers publicaron en las direcciones de la página del Instituto Tecnológico de Massachusetts varias frases en las que se podía leer un rechazo contra la persona de Aaron, el creador del primer código del RSS, y tacha de falsedad cualquier palabra que sea vertida a partir de ahora por el MIT.

Planes y objetivos futuros fijados

Desde el grupo de hackers han querido elaborar una lista con instituciones y personas que han perseguido durante todos estos años a Swartz y anuncian que habrá movimientos en torno a este asunto, dando a entender que es probable que durante las próximas semanas se puedan ver hackeos sobre los objetivos de esta lista. Además es más que probable que desde el grupo de hackers traten de robar información personal para posteriormente hacerla pública.

Página web fuera de servicio y cuenta hackeada

Se podría decir que así se ha saldado el hackeo llevado a cabo por Anonymous contra la página del MIT. Varias páginas asociadas también se vieron afectadas y su servicio se vió interrumpido durante varias horas. Aún se desconoce si algún dato ha sido robado o no y tampoco se sabrá de momento de donde ha extraído el grupo de hackers la lista de persona e instituciones que colaboran con el MIT, pero parece ser que podrían haber tenido acceso a documentos e información privada.

Artículos de interés:

Fuente | El País