¿Qué información esconde el botón “Me Gusta” de Facebook?

Escrito por Adrián Crespo
Redes Sociales
2

Muchos somos los que a menudo utilizamos este botón en la red social para reseñar la importancia que hemos dado a un determinado texto o imagen. Sin embargo, no nos hemos parado a pensar que ese botón no está ahí por capricho de Facebook, sino que tiene unas determinadas funciones de las que se ayuda la red social para poder ofrecer a los usuarios publicidad de forma totalmente personalizada.

Es decir, con los clicks realizados en el los diferentes botones “Me Gusta”, expertos en internet y redes sociales afirman que sería posible reconstruir un perfil de conducta con sólo los clicks hechos en un número determinado de botones. Muchas veces se ha aconsejado a los usuarios sobre los problemas que existen a la hora de proporcionar información y hacerla pública en las redes sociales, pero es probable que muchos de nosotros nunca nos hayamos parado a pensar la funcionalidad que tenía dicho botón de la red social Facebook.

Datos que son utilizados

Además de que otros usuarios puedan conocer los gustos y los intereses de dicho usuario, la función de ese botón es la de proporcionar información personal y de conducta para que los usuarios puedan ser segmentados en grupos y así poder ofrecer contenidos publicitarios de forma óptima. Pero la utilidad no sólo queda aquí. Un experimento llevado a cabo por unos investigadores ha revelado que el sistema es capaz de revelar con un tasa de acierto muy alta la sexualidad de la persona que ha hecho click en el botón, su orientación política, el color de su piel, o incluso saber si la persona era fumadora o no.

¿Esto es malo o bueno?

Por esto no hay que condenar a Facebook ni mucho menos. Pero si que nos podemos hacer a la idea de la cantidad de información que estamos dando hoy en día sin que nosotros seamos conscientes. Sólo es necesario aplicar un poco de Big Data para ordenar los datos y así obtener datos que aunque aparentemente estaban ocultos, siempre han estado ahí.

Y es que hoy en día son muchos los servicios que usamos sin la necesidad de tener que pagar nada, pero el no pagar nada no implica que estos servicios sean gratis, ya que es sabido que en estos servicios el usuario es el producto, o mejor dicho, la huella que vamos dejando por el servicio es el producto.

Si esto sucede con el botón “Me Gusta” de Facebook, ¿qué sucederá con el botón retweet de Twitter?

Fuente | Alt1040