Navega de forma segura y anónima con Proxy.sh

Escrito por Rubén Velasco
Redes
0

En artículos anteriores hemos hablado de varios servidores VPN que nos permiten navegar de forma anónima y segura. La característica principal de estos servidores es la garantía de que ningún log ni información de tráfico es guardado en sus servidores. En este artículo os vamos a hablar de un servidor VPN anónimo llamado Proxy.sh.

Proxy.sh garantiza que sus servidores se ejecutan completamente sobre la RAM por lo que ningún dato queda registrado una vez se desconecta el servidor. Los únicos datos que almacenan son una dirección de correo y la información de pago del servicio. Aseguran de igual manera, que los únicos casos en los que comparten información es en casos de extrema necesidad, por ejemplo, distribución de material no ético, y en vez de avisar a organizaciones gubernamentales siempre informan a ONG sobre dicho tráfico aunque al estar todo almacenado en la RAM es poca la información que pueden compartir.

El precio de Proxy.sh está muy ajustado. Ofrece planes de pago desde 72 horas por 2$ hasta 1 año por 90$. Dispone de 2 planes a elegir. El plan Quick está destinado a realizar un pago rápido de 2$ y poder usar el servicio durante 72 horas. El plan Basic dispone de un mayor ancho de banda y una mayor lista de servidores a los que conectarnos. El plan Solid aún dispone de mayor ancho de banda y más servidores para elegir, entre ellos, servidores situados en España.

Proxy.sh_foto_1

La forma de conectarse a la red VPN de Proxy.sh se realiza mediante un programa propio denominado Fafejumper. También dispone de soporte total para los protocolos más utilizados como OpenVPN, PPTP, L2TP y GCI por lo que nos podremos conectar desde cualquier sistema sin límite ya sea un PC o un smartphone.

Dependiendo la tarifa que paguemos tendremos acceso a unas determinadas características u otras. Todos los planes vienen sin límite de tráfico por lo que contratemos el que contratemos no debemos preocuparnos por nuestro consumo.

Proxy.sh ofrece multitud de métodos de pago. Permite realizar pagos mediante una llamada telefónica, sms, Paypal, tarjeta de crédito, bitcoins y muchos más.

El principal problema de Proxy.sh es que, al igual que otros servidores similares, no ofrece versión de prueba del servicio por lo que habría que pagar para probarlo. Además habría que pagar por el plan más caro si queremos disponer de servidores situados en España para poder probarlo sin problemas y en la máxima velocidad posible.