Cómo registrar cualquier trabajo con Creative Commons

Escrito por Rubén Velasco
Redes
2

Existe un gran número de entidades que permiten registrar trabajos, patentes y prácticamente cualquier elemento pero, a cambio, piden una cantidad de dinero que no suele ser precisamente baja, por lo que el hecho de registrar algo siempre suele estar vinculado a empresas o personas con altas posibilidades económicas. Creative Commons nace como una organización sin ánimo de lucro que permite a cualquier usuario registrar una obra de forma totalmente gratuita y con total validez legal.

Tipos de licencias Creative Commons

Creative Commons pone a disposición varios tipos de licencias, todas ellas gratuitas, para que sean los usuarios los que elijan la que más se adapte a su trabajo. A diferencia de un Copyright, Creative Commons permite configurar ciertas “libertades” para las licencias que elijan los usuarios.

Las diferentes configuraciones que podemos establecer son:

Reconocimiento o autoría

creative_commons_autoria_foto

Cualquier persona que quiera utilizar el trabajo a su favor tiene la obligación de citar al creador del trabajo original. Una vez citado, puede utilizar su trabajo libremente.

No comercial

creative_commons_comercial_foto

El trabajo puede ser utilizado por cualquier usuario y la única restricción que se le aplica es la prohibición total para comercializarlo.

Sin obras derivadas

creative_commons_derivada_foto

Se puede utilizar el trabajo pero queda prohibida su modificación.

Compartir igual

creative_commons_igual_foto

Se pueden crear obras derivadas pero la licencia se debe mantener siempre igual.

Cómo crear una licencia Creative Commons

Desde la web principal de Creative Commons podemos crear y ajustar nuestra licencia a nuestras necesidades, vincular nuestro trabajo a ella y mantenerlo así registrado.

Una vez creada la licencia bastará con adjuntar la imagen correspondiente (y su texto) a nuestro trabajo bajo el lema “Este obra está bajo una Licencia Creative Commons ” para informar a la gente que nuestro trabajo se encuentra protegido bajo derechos de autoría.

Ejemplos de licencias Creative Commons

Tenemos 6 ejemplos diferentes de licencias Creative Commons para que podamos elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades y mejor proteja nuestro trabajo. Desde el enlace que os hemos publicado en el apartado anterior podemos configurar nuestra licencia manualmente pero, a grandes rasgos, las diferentes combinaciones de licencias que podemos hacer son:

Reconocimiento (by) (licencia de cultura libre)

creative_commons_by

Reconocimiento no comercial (by-nc) (no es licencia de cultura libre)

creative_commons_bync

Reconocimiento no comercial y sin obras derivadas (by-nc-nd) (no es licencia de cultura libre)

creative_commons_byncnd

Reconocimiento no comercial y compartir igual (by-nc-sa) (no es licencia de cultura libre)

creative_commons_byncsa

Reconocimiento y compartir igual (by-sa) (licencia de cultura libre)

creative_commons_bysa

Reconocimiento y sin obras derivadas (by-nd) (no es licencia de cultura libre)

creative_commons_bynd

¿Has registrado alguna vez alguna obra con Creative Commons?


Continúa leyendo
  • jorgecrce

    Mi blog sin ir más lejos (igual que éste, aunque yo lo tengo con compartir igual); masqfoto.blogspot.com 😉

    Una duda, planteáis Creative Commons como una contraposición al copyright, pero según creo el copyright son sólo una alusión a los derechos de autor, no especificamos bajo que términos quiero yo que se utilize mi trabajo, de modo que puedo tener un trabajo con copyright mío a la vez que está bajo licencia Creative Commons.

    Por ejemplo: “Copyright Manolo Pérez bajo licencia CC by-nc-sa”

    A ver si alguien con conocimiento de las leyes de derechos de autor nos echa una mano…

    • nova6k0

      Realmente sí, el copyleft nació como contraposición al copyright. Es decir como tal si algo tiene copyright no tiene copyleft, otra cosas son los derechos de autor. El copyright es una parte de los derechos de autor (en este caso el derecho de copia perteneciente a los derechos patrimoniales). El copyleft si lo tradujésemos irónicamente, usando el verbo leave (dejar) sería algo como “dejar copiar”. Efectivamente el copyright no deja copiar y el copyleft en cualquiera de sus licencias sí (otra cosa es que deje el uso comercial o no, y en realidad si es así no se considera copyleft y menos ahora con la versión 4.0 de la licencias Creative Commons). Ni que decir tiene que el copyleft es un movimiento, una forma del derecho de autor más abierto y de autores que de verdad quieren que todo el mundo acceda a la Cultura (algo que por mucho que hablen, el copyright automáticamente no permite, al usar dicha forma de licencia. Es decir tu si usas copyright automáticamente estás diciendo darme dinero por las copias de mi obra, por lo tanto no permites acceder a esta a las clases menos favorecidas). Obviamente las Creative Commons no son las únicas licencias copyleft. Está la licencia original que es la GNU-GPL o GPL (Licencia Pública General de GNU)

      El resumen de todo lo anterior es que si usas copyleft tienes que dejar copiar al menos sin lucro comercial (y esto sin mirar la LPI, porque la excepción la pone el mismo autor) tu obra sino no es copyleft es copyright.

      Por otro lado hay otro tema que lía a la gente. El problema de copyright vs derechos de autor. Es que en EE.UU el llamado derecho moral de autor (el verdadero derecho de autor), no existe realmente como tal y prevalece la parte más materialista del derecho de autor que es el copyright (derechos patrimoniales). No en vano en EE.UU si tu haces algo y no lo registras y viene alguien y lo registra probablemente el que lo registre se quede con los derechos. Esto pasa con los llamados trolls de patentes y copyright (que no tienen nada que ver con los que vemos por Internet, por cierto. No en parte, al menos) que se dedican a registrar todo lo que pueden para luego denunciar al que use dichas patentes en un producto, servicio u obra.

      Por último existen dos tipos de derechos sobre una obra, los derechos de autor y los derechos conexos. Precisamente los llamados derechos conexos son los que más defiende EE.UU y en general, en casi todos los países. Estos derechos comprenden o engloban todos los derechos de las personas que no son autores de una obra: intérpretes, ejecutantes, editores, productores…

      A su vez los derechos de autor, como tal se dividen; derechos patrimoniales (aquí tenemos la famosa duración una obra que es toda la vida del autor y 70 años después de su muerte), morales (derecho de autoría y que muchos consideramos el verdadero derecho de autor), de reproducción y comunicación pública (cuando se puede ejecutar una obra, y en que contextos. Además que dependerá de la cantidad de gente en un momento determinado), traducción (esto realmente casi se puede considerar un derecho conexo aunque no lo sea, porque rara vez los autores protestan si traducen o subtitulan sus obras. Sin embargo a discográficas, productoras, editoras,… no les hace gracia)

      Salu2

  • Pingback: Cómo descargar música legal de forma gratuita para usar libremente en proyectos()