Puertos Gigabit Ethernet y punto de acceso, el reto de los equipos PLC

Escrito por Adrián Crespo
PLC
0

En el año pasado estos equipos se consagraron como una alternativa bastante eficiente a las conexiones Wi-Fi. Sin embargo, algunos usuarios reclaman la aparición de equipos PLC que posean en el equipos supletorio un punto de acceso y puertos Gigabit Ethernet, algo que no es posible encontrar en este momento.

Aunque no existe una defensa oficial por parte de ningún fabricante sobre la decisión de montar puertos Fast Ethernet cuando existe un punto de acceso Wi-Fi, en RedesZone hemos querido extraer una conclusión que tenga fundamento y que podría ser el motivo por el que no se realiza esto.

Si tenemos en cuenta que el Wi-Fi N puede llegar a  alcanzar hasta 300 Mbps y que un puerto Gigabit Ethernet pueden llegar a ser hasta 1000 Mbps, con solo 500 Mbps de transmisión sobre la red eléctrica para ambas interfaces la red Wi-Fi podría ver perjudicado su rendimiento. Hay que tener en cuenta que estamos hablando de condiciones ideales, ya que a la hora de la verdad ni se poseen los 500 Mbps, ni la conexión inalámbrica dispone de 300 Mbps.

Lo que si que es verdad es que el puerto podría provocar bajadas de rendimiento en la red Wi-Fi, y viceversa, por lo que los fabricantes es probable que opten por la inclusión de puertos Fast Ethernet para que de esta forma la interfaz cableada respete en mayor medida la velocidad de trasmisión requerida por la red Wi-Fi y que esta no influya sobre la velocidad de transmisión de los puertos, algo que sí se notaría si la velocidad nominal sobre la red eléctrica fuese muy baja.

Con la llegada del nuevo estándar AV2 se espera la llegada de los primeros modelos

Aunque se trata de una suposición, en RedesZone ya hemos podido probar el TP-LINK TL-PA6010 y el devolo dLAN 650+, dos dispositivos PLC cuya velocidad podría alcanzar hasta los 600 Mbps . Sin embargo, aunque de momento esta velocidad efectiva se encuentra en torno a los 200 Mbps (un buen dato en comparación a otros modelos) todavía se encuentra lejos de los 500 Mbps, una cifra que debería ser alcanzada este año y que podría permitir disfrutar de dispositivos equipados tanto con puertos Gigabit Ethernet como con punto de acceso Wi-Fi.

La mejora de la velocidad, algo a tener en cuenta

Sin lugar a dudas un aspecto que las compañías han de tener en cuenta es que para las conexiones de fibra que aparecerán este año de 500 Mbps. Por este motivo, los dispositivos al menos deben ser capaces de ofrecer 700 Mbps de sincronismo, quedándose la velocidad efectiva cerca de los 400-500 Mbps. De momento han dado el primer paso, consiguiendo que la velocidad efectiva se quede en más de 200 Mbps, pero aún se encuentran lejos.

Si deseas obtener más información sobre dispositivos PLC no dejes de consultar nuestra sección dedicada.