TURBINE, el nuevo invento de la NSA para espiar a los usuarios

Escrito por Adrián Crespo
Seguridad
0

Después de todo lo que se ha sabido con respecto a la trama de espionaje que la NSA ha llevado a cabo durante tantos años, lejos de amdrentarse, la agencia quiere buscar nuevos horizontes en forma de malware que afecte a los usuarios de Facebook. El nuevo proyecto de la NSA recibe el nombre de TURBINE.

No hace falta decir la cantidad de datos que la agencia ha sido capaz de recopilar tanto de usuarios particulares como de empresas. Fotos, vídeos, conversaciones de servicios de mensajería o incluso grabaciones de las cámaras web de los usuarios, esto solo se trata de algunas cosas que pertenecen a una larga lista.

Y es que después de haber creado puertas traseras en sistemas software, la NSA ha centrado todas sus posibilidades en los usuarios de la red social Facebook.

TURBINE, un proyecto malware para espiar al usuario

Aunque de momento no hay nada claro, todo parece indicar que la NSA podría estar ideando un sistema para poder lograr la instalación en los equipos de los usuarios de la red social de un spyware que fuese capaz de espiar las acciones de los usuarios en la WWW y también recopilar información contenida en estos dispositivos.

Esto supondría que todos los dispositivos se verían afectados, incluidos los dispositivos móviles que tanto se utilizan hoy en día. Pero, ¿cómo llegaría el malware a los equipos?

Se trata de algo que probablemente a corto plazo no se sepa, pero todo parece indicar que se haría utilizando dos opciones. La primera de ellas sería haciendo uso de ataques man-in-the-middle y modificando la información que recibe el usuario, para así enviar los enlaces con el malware para que este sea descargado.

La otra opción que se debe tener en cuenta es la modificación del sistema de anuncios de la red social, que ya a día de hoy es muy controvertido por la cantidad de archivos maliciosos que contiene, por lo que con la NSA lo que se pretende es que este sirva como vía de entrada de los archivos maliciosos a los equipos de los usuarios.

Fuente | The Hacker News