Ventajas e inconvenientes de montar tu propia nube

Escrito por Adrián Crespo
Redes
3

Los servicios de almacenamiento en la nube se han convertido en algo indispensable en el día a día de los usuarios. De esta forma, Dropbox, OneDrive o Google Drive son algunos de los servicios que más se utilizan hoy en día tanto por usuarios particulares como empresas. Sin embargo, ¿es mejor disponer de una nube personal o privada?

El escándalo de espionaje de Estados Unidos ha abierto los ojos de la mayoría de los usuarios, recelando muchos de quién posee acceso a los archivos que se encuentran en estos servicios de almacenamiento en la nube. Por este motivo, cada vez son más los usuarios que deciden comprar un pequeño servidor doméstico o un dispositivo NAS para poder almacenar sus archivos en un medio que puedan controlar ellos y que en todo momento puedan saber quién tiene acceso a estos.

Está claro que estos dispositivos poseen una gran cantidad de ventajas, pero no hay que olvidarse nunca que las ventajas siempre vienen acompañadas de desventajas, aunque algunas en este caso puedan ser asumidas.

Ventajas de un servicio de almacenamiento en la nube personal

Vamos a comenzar a hablar en primer lugar de las ventajas que una nube personal nos puede aportar. En primer lugar, y es la primera que sale prácticamente al momento es el precio: disponer de 4TB de almacenamiento permanente en nuestra nube personal cuesta solo 140 euros, es decir, lo que cuesta adquirir los discos. A partir de ahí ya no hay que hacer ningún desembolso más para mantener ese espacio. Habría que añadir el precio del NAS/servidor que se compre, que no debería ser superior a 300 euros.

Además de disponer un espacio de almacenamiento permanente por mucho menos precio a la larga, estos dispositivos poseen muchas más funcionalidades y posibilidades que los servicios de almacenamiento en la nube.

Hay que añadir también que el dispositivo puede ser configurado a nuestro antojo, tanto en materia de seguridad como en materia de protección de datos frente a posibles pérdidas.

Por lo tanto, y resumiendo las ventajas que puede tener una nube personal:

  • Menor precio a medio-largo plazo
  • Mayor capacidad de almacenamiento
  • Mayor capacidad de configuración
  • Archivos más seguros (depende de cómo esté configurado el dispositivo NAS o servidor)

Desventajas de una nube privada

Después de enumerar las ventajas hay que citar las desventajas que también existen en un sistema como este. La primera que salta a la vista es que el gasto inicial es mucho mayor que un servicio de almacenamiento como Dropbox, aunque si decidimos mantenerlo de forma indefinida poco a poco vamos a ir recuperando el dinero. La configuración es otro problema con el que se puede encontrar el usuario, ya que una configuración errónea puede poner en peligro los datos almacenados.

Después de lo mencionado con anterioridad llega uno que no parece tan obvio hasta que el usurio sufre sus consecuencias: la velocidad de subida de la línea. Hay que tener en cuenta que esta velocidad de subida se va a convertir en nuestra velocidad de descarga, y tal y como se puede extraer se creará un cuello de botella bastante molesto con ficheros que tengan cierto tamaño.

Las desventajas de una nube personal son:

  • Precio inicial de los dispositivos
  • Configuración errónea
  • Velocidad de subida de la conexión a Internet

Reflexión final sobre la nube privada

A pesar de que los inconvenientes son bastante destacables, muchos usuarios van a querer hacer frente a estos para disponer de una nube personal que sin lugar a dudas posee ventajas mucho más importantes que inconvenientes. Por lo tanto, disponer de una nube personal es 100% recomendable.

Si estas pensando en montar una nube privada no te olvides echar un vistazo a nuestra sección de dispositivos NAS.


Continúa leyendo
  • Pingback: ¿Es recomendable montar una nube personal en casa?()

  • Alvaro

    En este artículo hay algo que se os olvida de tener en cuenta, el consumo eléctrico del hardware que se tenga funcionando.

    • AdrianCrespo

      En nuestro casos disponemos de un Synology DS213J y un microservidor HP Gen 8 y el gasto eléctrico a final del mes no es que se vea muy afectado por estos dispositivos. Evidentemente algo tiene que subir pero no es muy significativo.

      • Alvaro

        Despues de dejar esta pregunta aqui he estado mirando un poco y parece que el consumo en reposo es muy poco por lo que casi sería despreciable habiendo que tener en cuenta sólamente el consumo en funcionamiento de discos. Debido a eso se complica averiguar cuanto consume ya que influye el uso que se le de al dispositivo en lectura/escritura.