Distribuciones Linux recomendadas para juegos

Escrito por Rubén Velasco
GNU Linux
0

Linux es un sistema operativo que está ganando poco a poco mucho éxito. Aunque la plataforma de juegos por defecto siempre ha sido Windows, varias empresas como Valve o desarrolladores “indie” están apostando cada vez más por el sistema operativo libre como plataforma de juegos alternativa a Windows. Los títulos disponibles para este sistema aún son pocos pero los desarrolladores están portando sus motores y sus títulos para ofrecerlos a todos los usuarios de forma multiplataforma.

Dentro del sistema Linux hay un gran número de distribuciones diferentes, cada una con sus características y sus mejoras. Cada una ha sido preparada específicamente para realizar un tipo de trabajo, por ejemplo, edición de imagen y sonido, trabajo en sistemas de bajos recursos, juegos, etc.

En este artículo vamos a recoger las principales distribuciones para juegos.

Ubuntu, el sistema Linux más utilizado

ubuntu_14.04_pantalla_bloqueo_foto-655x362

Ubuntu es el sistema operativo basado en Linux y desarrollado por Canonical más utilizado a nivel mundial. Este sistema viene por defecto con un gran número de paquetes y dependencias, por lo que su uso se simplifica en la mayoría de los casos a instalar y ejecutar.

PlayOnLinux y Wine han sido las aplicaciones más utilizadas para ejecutar juegos en Windows que, con el paso del tiempo, cada vez han funcionado con más títulos sin problemas, aunque en ocasiones su uso puede ser complicado. Valve publicó su plataforma Steam para Linux, lo que permite ejecutar de forma nativa todos los títulos portados a este sistema operativo sin ninguna dificultad adicional.

Podemos descargar la última versión de Ubuntu, 14.04, desde su página web oficial.

SteamOS, desarrollado por Valve y con soporte oficial de Debian

steamos_linux_videojuegos_foto

Valve ha apostado por entrar de lleno dentro del mundo de las videoconsolas. Para ello ha desarrollado una máquina, un mando y un sistema operativo específico para dicho efecto. Este sistema operativo es SteamOS, basado en Debian, y permite ejecutar de forma nativa los títulos específicos para Linux que ofrece la compañía a todos sus usuarios.

SteamOS se puede instalar en cualquier ordenador convencional (no necesitamos utilizar una Steam Machine para ello) y se puede descargar desde su página web.

Linux Mint, para quienes no les gusta Ubuntu

Linux_Mint_foto

Linux Mint es una distribución basada en Ubuntu pero que corrige los principales problemas que este sistema ofrecía a sus usuarios. Una de las características de Linux Mint es el escritorio que utiliza por defecto, lo que la ha convertido en la distribución por defecto para todos aquellos usuarios que no quieren utilizar Unity, el escritorio por defecto de Ubuntu.

En esta distribución debemos instalar también Steam y/o Wine para poder ejecutar juegos y programas de Windows.

Podemos descargar Linux Mint desde su página web principal.

Debian, recomendado para los usuarios más avanzados

debian_linux_foto

Debian es sin duda una de las distribuciones Linux más estables, sin embargo, también es una de las más complejas. En esta distribución hay que instalar la mayoría de los paquetes y las dependencias manualmente ya que la distribución base viene con los paquetes básicos y elementales. A cambio de ello, Debian es una distribución que ofrece un rendimiento excelente por encima de otras.

SteamOS está basado en Debian, por lo que la plataforma Steam funciona sin problemas en este sistema operativo. También podemos ejecutar juegos a través de software adicional como Wine o PlayOnLinux para utilizar nuestro Debian como plataforma de ocio.

Podemos descargar Debian desde el siguiente enlace.

¿Cuál es tu distribución de Linux favorita para jugar?