El FBI utiliza malware para controlar a los visitantes de las webs

Escrito por Rubén Velasco
Seguridad
0

Hay muchas formas de ocultar nuestra actividad en la red, por ejemplo, a través de un proxy, una conexión VPN o a través de la red Tor. Aunque algunos usuarios usan estas técnicas sin malicia, otros las usan para llevar a cabo tareas ilegales en la red y evitar su identificación, aspecto que no termina de convencer a los diferentes gobiernos y organizaciones gubernamentales como el FBI.

Con el fin de poder seguir castigando las malas acciones en la red, el FBI quiere acabar prácticamente con todo el anonimato que los usuarios convencionales puedan conseguir. Una vez que un usuario accede a uno de los recursos anteriores para ocultar su identidad, el FBI pierde en la mayoría de las ocasiones su rastro y es incapaz de seguir la actividad que este realiza en la red y al detectar algún delito o alguna actividad anómala, es imposible identificar al causante del mismo para poder castigarle correspondientemente.

Abusando de su poder, el FBI quiere infectar con un malware drive-by-download (malware que se descarga de forma totalmente oculta al usuario sin la necesidad de interacción por parte del mismo) a todos los usuarios de la red de manera que puedan estar constantemente controlados e identificados en toda su actividad de Internet. Esta técnica ya lleva algún tiempo siendo utilizada contra posibles sospechosos, aunque no ha sido hasta ahora cuando el FBI planea una expansión total al 100% de los usuarios de Internet.

fbi_google_maps_foto

A falta de confirmación por parte del FBI o de otra organización gubernamental (que no lo harán) este método atenta directamente contra la privacidad y la presunción de inocencia, aparte de tener una supuesta legalidad en cuanto al “modus operandi” del gobierno de los Estados Unidos.

Esta técnica ha sido desarrollada por el FBI especialmente para la red Tor

Como ya hemos hablado en otras ocasiones, el FBI está constantemente buscando cómo identificar a los usuarios de la red Tor. Esta red permite a cualquier usuario ocultar completamente su identidad en la red pudiendo navegar y generar actividad en la red de forma totalmente oculta y anónima sin que nadie pueda identificarlo fácilmente. Con el fin de dar un paso adelante en la identificación de usuarios, el FBI ha desarrollado diferente malware que ayude activamente a esta tarea.

Infectando tanto a los usuarios directamente (aprovechando las conflictivas backdoors del software y del hardware) como los diferentes servidores web con este malware diseñado por el gobierno, la agencia de seguridad puede llegar a lograr identificar a los usuarios que acceden a diferentes páginas web tanto a través de la web normal como de esta tecnología de enrutamiento y obtener más información sobre la actividad de cada uno. Pese a ello, infectar la Deep Web es bastante más complicado que hacerlo a una página web convencional donde sabes físicamente dónde se encuentran los servidores, por lo que la organización gubernamental deberá seguir trabajando en este tema y centrar su actividad en la infección de los usuarios si quiere seguir identificando a los mismos.

¿Qué opinas del uso de malware para identificar a los visitantes de páginas web?

Fuente: WeLiveSecurity


Noticias relacionadas