D-Link DHP-329AV: probamos el funcionamiento de estos PLC con dos puertos de red

Escrito por Adrián Crespo
PLC
2

A pesar de que actualmente los dispositivos PLC se están centrando en la utilización del estándar AV2, aún quedan fabricantes que prefieren sacar provecho de la segunda generación de este estándar, la AV500. D-Link es uno de estos y los dispositivos PLC D-Link DHP-329AV son un claro ejemplo de que aún se pueden lanzar productos atractivos utilizando este estándar, sobre todo si los dispositivos son de tamaño reducido, tienen dos puertos de red y cuestan 50 euros.

Evidentemente estos dispositivos no van a destacar por alcanzar grandes velocidades haciendo uso de la red eléctrica, pero sí que puedan resultar muy atractivos para aquellos usuarios que tengan líneas ADSL2+ de hasta 20 megas y quieren llevar Internet a otros lugares de la vivienda. También se pueden utilizar para llevar la señal de Movistar TV tanto en ADSL2+ como FTTH sin ningún tipo de problema. Lo que quedaría descartado de entrada, es su utilización para disfrutar del 100% de la capacidad de líneas de fibra óptica de 100 Mbps o más, ya que sus puertos son Fast Ethernet y en el mejor de los casos su velocidad no superaría los 95 Mbps.

Sin embargo, la incorporación de dos puertos de red hacen que su atractivo se dispare, sobre todo porque el usuario no necesitará adquirir un PLC adicional u otro dispositivo en forma de switch para conectar otro dispositivo. A pesar de todo, los D-Link DHP-329AV poseen otro tipo de atractivos.

Dispositivos Plug&Play y precio bastante ajustado

Los dispositivos son muy fáciles de instalar tal y como suele ser habitual, solo se necesita enchufar los dispositivos y prácticamente de forma instantánea estos se vincularán y existirá conectividad entre ellos. En lo referido a su precio, estos dispositivos pueden adquirirse hoy en día por un precio situado entorno a los 50 euros, en función del sitio en el que se realice la compra. Además de esto, hay que sumar que se tratan que son unos dispositivos PLC que poseen un tamaño muy reducido, y que a priori no debería existir ningún problema a la hora de ubicarlos en cualquier enchufe o regleta de una vivienda.

Para conocer más detalles y el rendimiento de estos se puede consultar el análisis que hemos realizado.