El cargador de algunos cigarrillos electrónicos tiene malware

Escrito por Adrián Crespo
Seguridad
0

Se han hablado maravillas de los cigarrillos electrónicos en lo referido a la mejora de la salud de los usuarios y sobre todo una ayuda en el proceso para dejar de fumar. Sin embargo, nunca se habría planteado un usuario que algo beneficioso para la salud se pueda convertir en un problema para la seguridad de los equipos informáticos. Y es que la presencia de malware en el cargador de algunos cigarrillos electrónicos parece aún algo inverosímil.

Como ya es sabido, es necesario cargar este tipo de dispositivos para que se produzca el vapor necesario y para ello se necesita conectar estos dispositivos a un ordenador utilizando un cable USB. Sin embargo, el malware no se encuentra en el cigarrillo electrónico tal y como se ha pensado en un primer momento, sino que el virus se encuentra grabado en el propio cargador, algo que ha confundido en un primer momento a los expertos en seguridad, ya que no se esperaban que estuviese en el cargador sino que estuviese en el propio dispositivo.

Tras haberlo descubierto, han comprobado que el archivo malicioso no es nada raro y se trata de un troyano bastante común, provocando que cualquier herramienta de seguridad actualizada y bien configurada sea capaz de detectar la amenaza.

Después de esto, ahora las dudas que existen se ciernen entorno a los modelos que están afectados y crear una lista. Hay que tener en cuenta que este tipo de dispositivo fabricados en China no solo se venden en dicho país, sino que son exportados a otros países, por lo que no es extrañar que algún modelo pueda llegar a Europa y también a nuestro país.

La utilización de USB Condom puede ser una solución para continuar cargando en nuestro PC los cigarrillos electrónicos

A pesar de existir como alternativa clara la compra de un nuevo cargador USB, otra opción para el usuario podría considerarse la utilización de un dispositivo conocido como USB Condom y que evita que los pines encargados de transferir datos en los cables USB funcionen, evitando de esta forma que el malware pueda llegar a instalarse en el equipo. También hay que aclarar que el virus solo afecta a aquellos equipos que posean un sistema operativo Windows.

Con respecto al troyano, se trata de un programa que facilita la llegada de otro tipo de aplicaciones no deseadas en forma de casinos en línea o publicidad intrusiva en el equipo, provocando una pérdida de rendimiento del mismo.

Fuente | Softpedia