Los scammers telefónicos han sido muchos más activos durante este año

Escrito por Adrián Crespo
Seguridad
0

Las estafas telefónicas van en aumento y es algo con lo que los usuarios llevan conviviendo y tendrán que seguir haciéndolo durante mucho tiempo. Se trata de una forma de engañar y estafar al usuario ofreciéndole muchas veces algún tipo de producto o haciéndose pasar por alguna compañía que presta a dicho usuario sus servicios. Los scammers, lejos de reducir su actividad, la han aumentado durante el último año.

En Estados Unidos se considera el año donde estos delincuentes han estado más activos, algo que concuerda perfectamente con la imagen de nuestro país. Y es que es probable que más de uno se esté sintiendo identificado mientras lee este artículo y pensando que durante este año ha recibido varias llamadas ofreciéndole productos de banda ancha y telefonía, haciéndole creer que es un comercial de una determinada compañía con la que este tiene contratados los servicios. Tampoco podemos olvidarnos de las llamadas para ofrecer servicios de banca en línea o revisiones de la caldera o de la instalación de gas, siendo necesario abonar un importe de antemano.

Evidentemente existen otras muchas más que no nos vamos a parar a mencionar, pero tal y como hemos empezado diciendo al comienzo de este artículo, los scammers han multiplicado su actividad durante este año y las previsiones para el próximo año es que pueda llegar a triplicarse con respecto a 2014.

¿Cómo identificar este tipo de estafas?

Aunque pueda parecer sorprendente, los delincuentes pueden conocer muchos datos sobre el usuario y para dar mayor veracidad a la consulta no dudan en decirlos ante el usuario para hacerle creer que se trata de una llamada legítima. Sin embargo, cuando se entra en el campo de la facturación es el usuario el que debe decir lo que paga porque el comercial no lo sabe (cómo no lo puede saber si me está diciendo que es de la compañía X y yo soy su cliente). También hay que tener muy en cuenta la utilización de centralistas o números ocultos. Si recibimos una llamada por ejemplo de Movistar, aunque sean comerciales para ofrecer algo esta siempre se mostrará en el visor como el 1004.

Internet hoy en día provoca que no existan secretos para los usuarios ( o casi). Por este motivo, si te ofrecen una promoción de cierto producto y tu sabes que esto no es así y que no existe, lo mejor es colgar de forma inmediata y no seguir con la llamada.

Al igual que con el correo electrónico, hay que actuar con cabeza

Si durante la conversación se da alguna de las situaciones anteriores lo mejor es colgar el teléfono y no seguir con la llamada. Los scammers tratarán de cualquier forma de hacerte creer que lo que te están ofreciendo es una auténtica ganga o un chollo, por lo tanto, ya se sabe que estos no existen y que al final lo barato sale caro, por lo tanto, no facilites nunca a través de un teléfono datos de cuentas bancarias, contraseñas de acceso a servicios de Internet o nombres de usuario.

Fuente | Softpedia