El FBI confirma que Corea del Norte está implicada en el hackeo a Sony Pictures

Escrito por Adrián Crespo
Seguridad
0

Uno de los temas de actualidad más candentes de final de año nos sigue aportando información. A pesar de confirmar desde el propio Gobierno de Corea del Norte que ellos no tenían nada que ver, todo parece indicar que el FBI posee pruebas más que suficientes para inculpar a estos. Tras una investigación que aún no se ha cerrado, desde la agencia de seguridad estadounidense han confirmado la participación desde esta en el hackeo.

Hace unas semanas conocíamos que el ataque  a la productora se había realizado con ayuda de personas pertenecientes a esta, sin embargo, ya sabíamos que no sería la última noticia que tendríamos y ahora desde el FBI han aportado un poco más de información sobre este caso. En un principio se apuntó que el hackeo fue realizado por los hackers Guardians of Peace, algo que se sigue manteniendo. Sin embargo, lo que se está buscando es confirmar si estos recibieron ayudas de otra parte implicada, es decir del Gobierno norcoreano. A pesar de quedar aún mucha investigación aún la agencia de seguridad ha conseguido confirmar algo que parecía muy evidente: la colaboración del Gobierno de dicho país.

Líneas de código, cifrados y métodos de borrado relacionados con este se han encontrado en los equipos afectados por el hackeo. Es necesario recordar que tras este, los hackers realizaron el robo de los datos de la mayoría de los equipos afectados.

Desde el FBI apuntan que la red de equipos utilizada para realizar el ataque se ha utilizada en numerosas ocasiones contra redes ubicadas en territorio estadounidense. Incluso en la operación Dark Seoul, realizada en marzo de 2013 y que afectó a varios bancos de Corea del Sur, se utilizó esta red, quedando demostrado que su uso es algo habitual.

Pruebas falsas sobre la realización del hackeo

Aunque sería un tanto rocambolesco pensar que las pruebas son falsas y que se han dejado a propósito, no sería la primera vez que para desviar la atención un grupo de hackers utiliza programas de una tercera parte y robados para así evitar que las fuerzas de seguridad se centren en ellos.

En lo referido al malware utilizado (WIPALL) expertos en seguridad ya tuvieron la oportunidad de aportar la información relacionada con este.

Desde la agencia de seguridad han prometido más datos a medida que la investigación avance pero la principal duda que existía ya ha quedado resuelta, o por lo menos eso parece.

Fuente | Softpedia