Quedan menos de 5 meses de soporte para Windows Server 2003

Escrito por Rubén Velasco
Seguridad
1

En 2014 Windows XP vio su final tras una larga vida llena de éxito, siendo considerado como uno de los mejores sistemas operativos de la historia de Microsoft. Abandonado a su suerte a una cuota de mercado del 25% (que actualmente sigue alrededor del 10%), Microsoft dejó de emitir actualizaciones de seguridad para su sistema operativo de mayor éxito de cara a que los usuarios actualizaran a sistemas operativos modernos como Windows 7 o Windows 8.1.

En esta ocasión quienes van a quedar abandonadas a su suerte van a ser las empresas. En menos de 5 meses, exactamente el próximo 14 de julio, el sistema operativo Windows Server 2003 recibirá su último parche de seguridad, dando así por finalizado su soporte extendido y quedando ya sin soporte ni actualizaciones, expuesto a cualquier vulnerabilidad que se pueda descubrir en él.

Windows Server 2003 Final Soporte

Si cuando finalizó el soporte de Windows XP afirmábamos que una de las principales razones por la que los usuarios seguían utilizando este sistema operativo era el precio de las nuevas licencias y del servicio técnico responsable de actualizar los equipos (si el usuario no tiene demasiados conocimientos), en esta ocasión volvemos a referirnos a los costes. Las ediciones Server tienen unos precios muy por encima de lo que puede pagar un usuario por un Windows de escritorio que, en algunas ocasiones y dependiendo de las necesidades del servidor, los precios pueden llegar a ser desorbitados. No todas las empresas pueden permitirse actualizar sus servidores y equipos de trabajo (entre otras cosas por el tiempo que lleva dicho proceso), por lo que se intenta alargar el máximo posible el uso de los sistemas operativos ya instalados y configurados. Windows Server 2003 tiene ya 12 años pero ¿si funciona y cumple con las necesidades de la empresa por qué han de actualizarlo?

Sea como sea, a partir del 14 de julio, todos los servidores que ejecuten Windows Server 2003 se quedarán sin el soporte extendido, quedando expuestos ante cualquier vulnerabilidad que pueda aparecer en el sistema operativo exponiendo toda la red de la empresa suponiendo esto un riesgo mucho mayor del que puede suponer utilizar un sistema operativo desactualizado en un entorno doméstico y siendo a la vez un objetivo muy interesante para los piratas informáticos.

Todas las empresas que utilicen este sistema operativo en sus servidores y no quieran ser víctimas de piratas informáticos deberán actualizar a una versión más reciente como Server 2008 o Server 2012 (con la correspondiente compra de licencias) o dar una oportunidad a Linux Server que, aparte de ser más seguro es totalmente gratuito y puede permitir a las empresas ahorrarse una considerable cantidad de dinero y obtener un mejor soporte con prácticamente las mismas funcionalidades que ofrece el sistema de servidores de Microsoft.

¿Qué opinas de la decisión de Microsoft de abandonar a los más de 1.5 millones de usuario de Windows Server 2003? ¿Podrían las empresas actualizar a una distribución como Ubuntu Server para garantizar un mayor soporte y mejor seguridad?

Fuente: Wikipedia