Un estudio muestra cookies que caducan en el año 9999

Escrito por Rubén Velasco
Seguridad
0

Las cookies son unos sencillos archivos que se generan en nuestro ordenador con el fin de guardar cierto tipo de información, por ejemplo, los credenciales para iniciar sesión automáticamente en la web, sin embargo, algunas webs distribuyen este tipo de ficheros de seguimiento que monitorizan nuestra actividad en la red recopilando y almacenando datos que luego pueden ser utilizados por las compañías con diferentes fines.

Un reciente estudio de las diferentes agencias de protección de datos europeas ha querido comprobar si la ley de cookies implantada hace varios meses en Europa se cumple como debería para proteger la privacidad de los usuarios o, de lo contrario, las empresas siguen utilizando prácticas “poco morales” a la hora de rastrear a los usuarios y monitorizar su actividad.

Generalmente, la mayor parte de las cookies que generan estas webs tienen una fecha de caducidad de entre uno y dos años, aunque algunas de ellas también han sido configuradas con una fecha de 3 a 5 años. Durante el estudio también se han podido descubrir algunas con una fecha de caducidad de alrededor de 10 años y, para finalizar, incluso se han detectado algunas con una fecha de caducidad del 31/12/9999.

De todas las cookies analizadas, sólo el 14% de ellas se utilizaban para el inicio de sesión y eran responsabilidad de los dueños de las respectivas páginas web. El resto de ellas se debían a otro tipo de contenidos, por ejemplo, por la publicidad presente en las webs, quienes también generan estos ficheros a fin de identificar a los usuarios y realizar un seguimiento de los intereses de estos.

Cookies_redeszone_foto

¿Qué podemos hacer para protegernos de las cookies?

Sin las cookies muchos servicios web dejarían de funcionar, por ejemplo, los inicios de sesión o las búsquedas recientes de algunas plataformas, sin embargo, existen plataformas y extensiones para los navegadores (por ejemplo Do Not Track Me) que se encargan automáticamente de bloquear todo tipo de intento de seguimiento que puedan ser utilizadas para rastrear nuestra actividad, dejando únicamente habilitadas las necesarias para un correcto funcionamiento de las webs.

También es recomendable borrar todos los datos de navegación de nuestro navegador de forma periódica, ya sea desde las opciones del mismo como desde aplicaciones de terceros como Ccleaner de manera que estos ficheros espía queden eliminadas de forma definitiva, aunque al volver a acceder a Internet se vuelvan a generar de nuevo en nuestro sistema.

¿Crees que se debería revisar una vez más la ley de cookies y establecer medidas más radicales para proteger la privacidad de los usuarios?

Fuente: Sophos