Los desarrolladores de aplicaciones y la mala costumbre de no detallar los cambios realizados

Escrito por Adrián Crespo
Android
0

¿Cuántas veces a lo largo de una semana nos encontramos con aplicaciones que disponen de una actualización? Si eres un usuario de Android, iOS o cualquier otra plataforma es de lo más normal. La corrección de errores y el aumento de la funcionalidad es muy beneficioso, sobre todo para los usuarios. Sin embargo, también resulta llamativo que después de tantos años no se obligue a incluir unos detalles de los cambios introducidos.

En muchos casos cuando el usuario busca información sobre los cambios realizados en esta nueva versión con respecto a la actual, el changelog aparece vacío o bien descripciones demasiado escuetas, como por ejemplo fixed bugs y similares. Tras descubrir la trama de espionaje que durante años ha afectado a un número de usuarios importante, la necesidad de conocer los cambios realizados en las actualizaciones pasó a un primer plano, siendo muchos los que reclaman un mayor detalle a la hora de describir las novedades introducidas.

Tanto en Android como en iOS podemos encontrar el problema con mucha frecuencia, y no es necesario buscar aplicaciones modestas en lo referido a popularidad para encontrarlo. Twitter, Facebook o incluso el servicio de mensajería Whatsapp están incluidos en el grupo de aplicaciones que no detallan de forma adecuada los cambios entre versiones.

El hermetismo de las aplicaciones y sus desarrolladores preocupa a los usuarios

La susceptibilidad que afecta a los usuarios por la seguridad de los datos introducidos en estas está alcanzando límites que nuca se habrían pensando, denotando una mejora de la mentalidad a la hora de compartir información y navegar por Internet, es decir, una mayor preocupación por la seguridad de sus datos. Muchos piensan que una actualización no detallada podría incluir por ejemplo una función que permite recopilar información del uso sin el consentimiento de este o cualquier otra.

Por este motivo cada vez son más los que reclaman unos changelog mucho más detallados, informando que cambios se introducen con respecto a la versión actual. Además, las protestas por parte de los expertos en seguridad está orientada a la no solución de los problemas detectados en algunas aplicaciones, a pesar de ser notificados con anterioridad. Según estos, dicha información no se conoce hasta que no se realiza la prueba que saque a relucir dicho fallo, ya que en la ficha de la actualización no se detallan qué errores se solucionan.