En Reino Unido se plantean prohibir aplicaciones de mensajería cifradas

Los atentados yihadistas perpetrados en Francia han provocado el revuelo en una gran cantidad de países, provocando que en algunos gobiernos ya se estén planteando tomar medidas para disponer de la suficiente capacidad para predecir ataques terroristas. Las autoridades de Reino Unido han sido las primeras en pronunciarse al respecto y ya se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de prohibir las aplicaciones de mensajería que cifran las comunicaciones.

David Cameron ha confirmado en una entrevista que si finalmente sale reelegido en las próximas elecciones la primera medida que adoptará será la de prohibir las aplicaciones de mensajería tanto en dispositivos móviles como en equipos de sobremesa que cifran las comunicaciones. Sin necesidad de incidir más, las críticas contra la futura medida no se han hecho esperar y han sido muchos los usuarios que han mostrado su desaprobación contra lo que consideran un atentado en primer lugar contra la libertad de expresión y en segundo contra la privacidad.

Y es que la medida no acaba aquí, ya que se ha llegado a plantear la posibilidad de aplicar la prohibición de igual forma a los servicios VPN, por lo tanto, el número de servicios afectados es bastante alto y resulta muy importante, ya que solo tenemos que comprobar cuáles son algunos nombres que aparecen en la lista: Snapchat, WhatsApp, iMessage o FaceTime.

Disparidad de opiniones con la decisión que se puede tomar en Reino Unido

Aunque la mayoría son críticas que ven desmesurada la medida y una forma más de conseguir el acceso a los datos de los usuarios con una mayor facilidad, otros lo ven comprensible debido a los ataques terroristas que se han producido durante la pasada semana, viendo la medida necesaria para lograr anticiparse a estos ataques y actuar con una mayor efectividad.

Los servicios señalados también han manifestado su postura, manteniendo que no piensan modificar su funcionamiento para que los gobiernos permitan su utilización. La batalla está servida y si esta nueva medida sale adelante el enfrentamiento a tres bandas entre propietarios de las aplicaciones, autoridades de Reino Unido y usuarios va a estar servido.

¿Crees que es una medida racional? ¿Se aplicará en otros países?

Fuente | The Hacker News