KB3105213, otra actualización de Windows que en muchos casos no se instala de forma correcta

Los problemas con las actualizaciones no cesan y son muchos los usuarios que durante esta semana han reportado complicaciones durante el proceso de instalación de estas en Windows 7, 8 y 8.1, a los que ahora hay que sumar Windows 10. Todo parece apuntar que la actualización KB3105213 estaría provocando problemas durante el proceso y el reinicio posterior a este.

Se trata de una actualización acumulativa de seguridad y no es la única que ha provocado problemas hasta la fecha, ya que tanto en el sistema operativo estrenado este mismo año como en las versiones anteriores este tipo de contratiempos eran bastante frecuencias para la desgracia de los usuarios. Si retrocedemos hasta el pasado mes de agosto podemos encontrar un problema similar al que nos ocupa:

La actualización KB3081436 de Windows 10 no se instala de forma correcta

Hay que decir que el error es un tanto aleatorio, o al menos esa es la impresión que provoca en este momento, ya que no todos los usuarios han sufrido este problema y mientras algunos no han podido finalizar el proceso con éxito otros sí lo han conseguido. En un principio se achacó el problema a la existencia de herramientas de seguridad activas en el sistema, algo que ya ha quedado descartado después de las pruebas aportadas por los usuarios.

Esta actualización venía acompañada de otras once que se instalan sin ningún tipo de problema, siendo esta la problemática. El error puede aparecer en dos momentos: durante el proceso de instalación o bien al reiniciar el equipo y esperar a que este se complete.

Las actualizaciones acumulativas de seguridad son muy importantes, ya que aglutinan todas las anteriores y de esta manera se garantiza a los usuarios que siempre dispondrán todas y mantendrán el equipo seguro, o al menos a salvo de las vulnerabilidades que corrigen estas.

Más errores en actualizaciones de Windows 7, 8, 8.1 y 10

De momento no hay solución al problema de la actualización KB3105213

Microsoft ya está al tanto del problema y está trabajando en una solución para que esta se instale de forma correcta. Tal y como suele ser habitual y tras descartar las herramientas de seguridad, los esfuerzos se centran en concretar si es algún componente hardware el que está provocando este comportamiento anómalo durante el proceso de actualización.

Al ser una actualización destinada a sistemas de 64 bits se acota bastante el problema, aunque sí que es verdad que tanto equipos de sobremesa como portátiles están afectados.

Tocará esperar a que Microsoft encuentre una solución y así instalar la actualización acumulativa.

Fuente | MalwareTips