Desciende la actividad del malware, aunque aumenta el número de víctimas

Escrito por Rubén Velasco
Seguridad

Internet está lleno de peligros. Cada día aparecen numerosas amenazas que buscan, a través de diferentes técnicas, infectar los sistemas de los usuarios y poder generar un beneficio a los piratas informáticos. Con el paso de los años, tanto el malware como los objetivos y las técnicas de estos ataques cambian en función de lo que pueda generar mayores beneficios. Con el fin de 2015 a la vuelta de la esquina las principales empresas de seguridad empiezan a realizar un resumen de las amenazas de este año y las previsiones para el próximo 2016.

Según un estudio llevado a cabo por Kaspersky, el número de aplicaciones maliciosas distribuidas a diario durante este año 2015 ha sido de 310.000, 15.000 menos que en el mismo periodo del año pasado. Según el estudio, esto se debe a varias razones, aunque la principal ha sido el mercado negro de software que, debido a su gran variedad y precio relativamente económico de las nuevas piezas, ha conseguido saturar prácticamente por completo el mercado de los nuevos códigos indetectables.

El mercado negro ha cambiado mucho en los últimos años. A día de hoy, es mucho más fácil, rápido y barato comprar códigos maliciosos en la Deep Web o en tiendas de software ocultas en lugar de contratar a programadores para escribir código nuevo para crear software malicioso. Igualmente, el robo de certificados digitales válidos y de confianza de muchas empresas ha permitido a piratas informáticos firmar digitalmente su código malicioso, evadiendo así la mayor parte de las medidas de seguridad de los sistemas operativos haciéndose pasar por aplicaciones legítimas. Gracias a esto este año casi no se ha desarrollado ninguna pieza de malware complejo, ya que una aplicación firmada no necesita “engañar” al sistema ni al software de seguridad.

Según los responsables de Kaspersky, el mercado del software malicioso está estabilizado y se centra en la compra de código y de piezas de malware modificadas para una misión específica. El desarrollo de estas aplicaciones maliciosas apunta, principalmente, a la simplicidad.

Sin embargo, aunque la creación y distribución de nuevo malware ha disminuido, las infecciones han aumentado un 5%. Esto se debe principalmente a los motivos anteriores, el software malicioso es cada vez más simple y difícil de detectar y busca objetivos concretos, por lo que está diseñado para evadir de una forma concreta ciertas medidas de seguridad, aumentando así su ratio de éxito.

Las previsiones de malware para 2016 son similares a las de 2015

Cada año suelen predominar diferentes objetivos y diferentes tipos de software malicioso. Mientras que de 2014 a 2015 se pudo ver un cambio notable en este aspecto, de 2015 a 2016 el cambio de tendencias probablemente no sea tan grande.

Según los expertos de seguridad, en 2016 van a predominar los ataques informáticos relacionados con operaciones financieras de todo tipo, con el fin de que los piratas informáticos consigan embolsarse dinero. Por ello, los piratas informáticos van a buscar medios con los que conseguir información bancaria por parte de los usuarios, aunque también se prevé un aumento en los ciber-secuestros, tanto utilizando ransomware como llevando a cabo ataques DDoS y pidiendo un pago a cambio de detenerlos, tal como ha ocurrido con ProtonMail.

Sin duda 2016 va a ser un año complicado para la seguridad informática, por lo que debemos proteger nuestros sistemas lo mejor posible para evitar, de todos los modos posibles, caer víctimas de los ataques informáticos.

¿Qué opinas del malware de este 2015 y las previsiones para el próximo 2016?

Quizá te interese:

Fuente > Softpedia


Últimos análisis

Valoración RZ
8
Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
7
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10