Disponible BackBox Linux 4.7, la nueva distribución para hacking

Escrito por Rubén Velasco

La mejor forma de probar la eficacia real de las medidas de seguridad de un equipo o una red es utilizando las mismas herramientas que utilizan los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Mientras que descargarlas y configurarlas individualmente suele ser una tarea bastante completa y tediosa, existen distribuciones Linux que cuentan por defecto con todas estas herramientas listas para cargar y empezar a auditar la seguridad de nuestra red, como es el caso de BackBox Linux.

BackBox Linux es una distribución Linux especialmente diseñada para auditar la seguridad de distintos equipos y redes y llevar a cabo distintos ataques de hacking. Esta distribución, igual que otras similares, se caracteriza por incluir por defecto una serie de herramientas como Metasploit, OpenVAS, BeEF, sqlmap, Social-Engineer Toolkit y WPScan, entre otras muchas, que permiten al usuario empezar a utilizarlas directamente con tan solo cargar el sistema operativo, evitando tener que buscarlas, descargarlas y configurarlas manualmente.

Hace algunas horas, los responsables de esta distribución han liberado el nuevo BackBox 4.7, una nueva versión de mantenimiento especialmente pensada para ir preparando el terreno para la llegada de la esperada versión 5 de esta distribución hacking de la que, de momento, no se conocen muchos detalles.

BackBox Linux 4.7

El nuevo BackBox Linux 4.7 se centra en solucionar una serie de errores menores, así como a actualizar el Kernel del sistema operativo a la versión 4.4 y a actualizar la mayoría de las herramientas de hacking incluidas como beef, metasploit, openvas, setoolkit, sqlmap y wpscan, entre otras.

Cómo actualizar al nuevo BackBox Linux 4.7

Los usuarios que aún no tengan este sistema operativo instalado, pueden descargar la nueva imagen ISO, tanto para 32 bits como para 64 bits, desde su página web principal. Para poder utilizar esta distribución es necesario tener un equipo con, al menos, 1 GB de memoria RAM, así como con un procesador de 32 o 64 bits, 10 GB de espacio en el disco duro y una gráfica capaz de soportar una resolución de 800×600.

Si ya tenemos instalada una versión de BackBox 4.x pueden forzar la actualización del sistema operativo a esta última versión tecleando en su terminal:


sudo apt-get update
sudo apt-get dist-upgrade
sudo apt-get install -f

Es importante mantener este tipo de distribuciones actualizadas de manera que siempre podamos tener a mano las últimas versiones de estas herramientas y poder llevar a cabo pruebas mucho más eficaces sobre la seguridad de nuestros equipos o redes.

¿Qué te parece esta distribución Linux pensada para hacking?

Últimos análisis

Valoración RZ
7
Valoración RZ
9
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10