NETGEAR Arlo VMS3230: Unboxing de este sistema de seguridad equipado con dos cámaras IP

Escrito por Adrián Crespo
Cámaras IP
0

Los sistemas de seguridad han dejado de ser solo aptos para profesionales, convirtiéndose en un conjunto de dispositivos al alcance de los usuarios domésticos. Son muchas las alternativas existentes en el mercado, algunas más profesionales tanto en prestaciones, como en acabados con respecto a otras. En esta ocasión, vamos a disfrutar del unboxing del sistema de seguridad NETGEAR Arlo VMS3230.

Para todos aquellos que no conozcan Arlo, se trata de la gama de productos del fabricante NETGEAR destinada a cubrir las necesidades de seguridad, tanto a nivel empresarial como doméstico. El producto que tenemos entre manos está lejos de ser un simple conjunto de cámaras IP. Lo que queremos decir, es que además de una pareja de cámaras (en función de la versión se incluirán más o menos cámaras) el pack está formado por una estación base que será a la que se conecten dichas cámaras.

NETGEAR Arlo VMS3230 cámaras y estación base

Pero antes de adelantar acontecimientos, vamos a repasar de forma ordenada todos los detalles que envuelven a este producto, comenzando en primer lugar por las cámaras IP.

Especificaciones de las cámaras IP del sistema NETGEAR Arlo VMS3230

No hay que dejarse engañar por las apariencias. Son unos dispositivos que poseen un tamaño muy reducido. Exteriormente no llaman la atención, algo necesario en un sistema de seguridad. Mientras la carcasa es de color blanco brillo, el frontal es de color negro. Es en esta última parte donde podemos encontrar tanto la lente, los LEDs infrarrojos y el sensor de movimiento.

EUR 354,94 EUR

Teniendo en cuenta que hemos tocado lo relacionado con el vídeo, continuaremos con estos detalles. La resolución máxima según las especificaciones técnicas es de 1280 x 720 píxeles (HD 720p) y utiliza un formato de vídeo H.264. El sensor CMOS con el que se equipan las cámaras IP, permite que la exposición y el balance de blancos y negros se realice de forma automática. El usuario no tiene que preocuparse de nada.

El zoom es digital y las cámaras IP son capaces de recoger una gran cantidad de detalles gracias a su amplio ángulo de visión.

NETGEAR Arlo VMS3230 instalacion en exteriores

Con respecto a la visión infrarroja, hay que decir que permite una visibilidad bastante nítida que el fabricante fija en 7,5 metros de distancia como máximo. Obviamente la visión nocturna se extiende más allá de esta cifra, pero la apreciación de los detalles se ve reducida.

La principal ventaja de este pack de seguridad es que promete al usuario no depender de cables. Podríamos decir que así es. Los únicos cables que existen son el de alimentación eléctrica de la base y el ethernet. Las cámaras IP son totalmente inalámbricas. Están alimentadas por 4 pilas que pueden ser alcalinas o recargables. En función del uso que se las de, el fabricante estima que la duración de la autonomía puede oscilar desde los 4 meses y alcanzar incluso los 6 meses.

Antes hemos mencionado que el campo de visión es bastante amplio. No alcanza las cifras de dispositivos con el conocido “ojo de pez”, que ofrecen 180 grados, pero sí ofrecen unos más que respetables 100 grados. El rango de enfoque oscila desde los 0,6 metros hasta el infinito.

Hemos dicho que no posee alimentación eléctrica por cable, pero aún nos falta comentar otro aspecto. La interfaz es Wi-Fi N en la banda de los 2,4 GHz, ofreciendo hasta 300 Mbps de velocidad que permitirán que las imágenes HD lleguen a la estación base sin ningún problema.

Tal vez lo que más pueda interesar a los usuarios es que se puede instalar tanto en interiores como en exteriores. Es decir, es resistente al agua y polvo, de ahí que su versatilidad sea aún mucho mayor. La temperatura de funcionamiento recomendada oscila entre los -10º centígrados y los 50º centígrados.

Ya hemos dicho que no nos podemos dejar engañar por las apariencias, y es que el tamaño de las cámaras IP que conforman el pack de seguridad NETGEAR Arlo VMS3230 tienen unas medidas 72 x 44 x 66 mm y tan solo un peso de 123 gramos.

Como podéis ver, las cámaras IP poseen características muy a tener en cuenta. Sin embargo, aún nos falta hablar de otra pieza fundamental de este pack: la estación base.

Especificaciones de la estación base

La imagen de la estación base seguro que a más de uno le recuerda al router de un operador de Internet muy conocido de nuestro país. Eso sí, salvando las distancias. Se trata del corazón del sistema de seguridad, el que se encargará de controlar todo lo relacionado con las cámaras IP y hacer que estas sean visibles desde Internet.

Sus dimensiones son 55 x 215 x 165 mm y posee un peso de 320 gramos.

Estacion base NETGEAR Arlo VMS3230

Dispone de un punto de acceso Wi-Fi N en la banda de los 2,4 GHz cuyo SSID no es distribuido, y sus antenas son internas. En lo que respecta a la cobertura inalámbrica, el fabricante indica que hasta 90 metros sin obstáculos no existe ningún problema. Ya sabemos que estas condiciones ideales no existen, así que tendremos que comprobar en nuestro análisis cuál puede ser la cobertura real.

En lo físico ya hemos indicado la similitud con un router. Dejando de lado este aspecto, el frontal solo está ocupado por el logotipo del fabricante y los indicadores LED en la parte inferior. Todas las conexiones existentes en la estación base del NETGEAR Arlo VMS3230 están ubicadas en la parte trasera. Además del puerto de red y el conector de alimentación, podremos encontrar dos puertos USB 2.0, el botón de encendido y apagado, y el botón de reset.

Parte posterior de la estacion base del NETGEAR Arlo VMS3230

En uno de los laterales podemos encontrar el botón SYNC. Su propio nombre indica la funcionalidad. Es decir, la sincronización de las cámaras IP con la estación base.

Versiones disponibles

La versión que tenemos entre manos es la NETGEAR Arlo VMS3230, que incluye dos cámaras IP y la estación base por un precio de 370 euros. Sin embargo, el usuario tiene disponible las siguientes opciones:

  • VMS3130
  • VMS3330
  • VMS3430
  • VMS3530
EUR 354,94 EUR

Las opciones se mueven entre una cámara IP o cinco cámaras IP como máximo. La más básica posee un precio de 290 euros y se pueden adquirir cámaras de forma individual, con un precio aproximado de 160 euros por unidad.

Conclusiones del unboxing: un sistema profesional para el usuario doméstico

Después de todo lo visto hasta el momento y hasta comprobar cuál es el funcionamiento e instalación, queremos dejar nuestras primeras impresiones del sistema de seguridad NETGEAR Arlo VMS3230. Creemos que profesional es la palabra que mejor define a la gama de productos que tenemos entre manos. El usuario posee todo lo necesario: puede utilizar tanto en exterior como interior las cámaras IP, calidad HD de captura de imagen, sensor de movimiento, disponible el visionado desde Internet o aplicaciones para dispositivos móviles (tanto para Android como para iOS). Se trata de un producto muy completo que nos ha dejado un buen sabor de boca a falta de conocer su funcionamiento en el análisis detallado que pronto estará disponible.

Si quieres disfrutar de otros análisis de este fabricante no olvides visitar la sección dedicada a NETGEAR.


Últimos análisis

Valoración RZ
10
Valoración RZ
7
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10