Utilizan WannaCry para distribuir virus como herramientas de seguridad

Escrito por Adrián Crespo

Cualquier oportunidad es buena para distribuir un virus informático. Desde Kasperksy indican que en las últimas semanas han aparecido herramientas de seguridad para que el usuario “proteja” su equipo frente a esta amenaza. Sin embargo, son instaladores falsos que lo que instalan en el dispositivo es software no deseado. Este repunte lo justifican desde las empresas de seguridad recurriendo a WannaCry.

Distribuir herramientas de seguridad falsas ha sido una acción realizada con bastante frecuencia, aunque es cierto que coincidía en el tiempo con algún suceso importante. Los ciberdelincuentes buscan de alguna forma aprovechar el miedo y desconocimiento que poseen algunos usuarios para distribuir sus amenazas y hacerlas pasar por un software antivirus legítimo.

Lo último que se ha utilizado es el ransomware WannaCry. Es decir, han sido muchos los usuarios y empresas que han sufrido la infección de esta amenaza. Muchos, llevados por la desesperación de no disponer de acceso a la información, han realizado el pago de la cantidad demandada por los ciberdelincuentes, algo que está totalmente desaconsejado. Pero existe otro porcentaje que ha optado por la descarga de todo tipo de herramientas software para recuperar su información.

Además de que no siempre funciona (por no decir que no funciona casi nunca, ya que hablamos de que se necesitan herramientas específicas), los usuarios han optado por la descarga de muchos softwares. Es cierto que muchos serán herramientas de seguridad legítima. Sin embargo, se ha localizado un repunte de los softwares que se ofrecen como solución de seguridad, y que sin ir más lejos son instaladores de malware.

WannaCry y otras amenazas informáticas

Ayudados por los medios de comunicación y la información publicada, los ciberdelincuentes saben que muchos usuarios tienden a alarmarse. Por este motivo se apresuran a descargar actualizaciones de seguridad del sistema operativo o herramientas. Pero, antes de nada, lo que es necesario verificar es el lugar desde el que descargaremos este software. De no hacerlo, es probable que estemos descargando el instalado de un malware.

WannaCry es el que está de moda en la actualidad, dada la repercusión alcanzada. Utilizar el empuje de una amenaza para distribuir otras no es una práctica nueva. Sin ir más lejos, los ciberdelincuentes se han valido incluso hasta de funcionalidades de redes sociales y servicios de mensajería para distribuir virus informáticos. Por lo tanto, cualquier oportunidad es buena.

Descargar software de fuentes oficiales y verificadas

Entrar en pánico no sirve de nada, al menos para los usuarios. Solo facilita a los ciberdelincuentes alcanzar su meta. Por este motivo, es recomendable disponer de una herramienta de seguridad correctamente actualizada y configurada. En el caso de que sea necesario actualizar nuestro sistema operativo, es recomendable recurrir al software nativo para obtener el nuevo software. Si debemos recurrir a su descarga de forma manual, utilizar siempre la página corporativa, y no fiarse nunca de enlaces publicados en las redes sociales, y menos si están acortado, ya que no seremos capaces de ver en un primer momento la página de destino.

También es común recibir correos electrónicos alertando de problemas inexistentes. Los ciberdelincuentes también recurren al spam para hacer creer a los usuarios que es necesario actualizar el sistema o la herramienta de seguridad.

Últimos análisis

Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10
Valoración RZ
8
Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10