Apenas un 4% de usuarios tiene contraseñas que cumplen los requisitos

Escrito por Javier Jiménez

Uno de los aspectos más importantes que debemos de tener en cuenta para proteger nuestras cuentas es la contraseña. Sin embargo muchos usuarios no toman las medidas necesarias. Hemos visto que por ejemplo la clave más utilizada año tras año es 123456. Hoy nos hacemos eco de un informe que afirma que únicamente un 4% de los usuarios utilizan contraseñas que cumplirían los requisitos oficiales de fortaleza.

Contraseñas inseguras

Así lo afirma una investigación llevada a cabo por Okta. La política promedio establecida por las empresas en Okta requiere un mínimo de ocho caracteres. Deben contar al menos con una letra minúscula, una letra mayúscula y un número. Esto solo encajaría con el pequeño porcentaje de contraseñas que encuestaron desde una lista de detalles expuestos públicamente. Esa lista también mostró que el 49.5% usó al menos ocho caracteres.

Según informa Per Thorsheim, especialista en seguridad, la mayoría de estas infracciones proceden de contraseñas utilizadas en servicios online con políticas de seguridad bajas. Esto quiere decir que no exigen contar con fuertes medidas.

La investigación también mostró que el 70% de los usuarios de Okta ahora usan tres o cuatro factores de autenticación. Sin embargo esto incluye SMS y ‘preguntas de seguridad’. Según Thorsheim, las preguntas de seguridad generalmente no se recomiendan. Las respuestas normalmente están disponibles en línea y se pueden averiguar a través de ingeniería social.

La comodidad de uso

También añaden que la falta de seguridad está relacionada con la comodidad de uso. Es decir, los usuarios tienden a simplificar las contraseñas de acceso. Así pueden recordarlas con más facilidad, tardan menos en escribirlas, las pueden usar en otros sitios, etc.

Por tanto, únicamente un 4% de los usuarios con contraseñas comunes cumplirían los requisitos oficiales de fortaleza. Es un dato bastante significativo. Muy pocas personas cuentan con una gran protección de sus datos y cuentas al navegar por Internet.

Tener una contraseña fuerte

Como hemos mencionado, lo mejor para tener una contraseña fuerte es contar con letras (minúsculas y mayúsculas), números y otros caracteres. Además, mientras más larga sea, mayor protección. Es muy importante no incluir datos personales. Cosas como nuestro nombre, fecha de nacimiento, lugar donde vivimos… Debemos evitar todo esto.

También es muy importante utilizar contraseñas diferentes para cada cuenta o registro. En caso de que averigüen nuestra clave, no expondremos el resto de cuentas. Esto es vital, ya que hay páginas que pueden sufrir vulnerabilidades y por tanto los ciberdelincuentes podrían sacar nuestra contraseña y esto afectar a otras cuentas.

En un artículo reciente vimos el caso llamativo de Gmail, en el que prácticamente nadie utiliza su opción más importante referente a la seguridad. Esto es la verificación en dos pasos. Con esto logramos que, al introducir nuestra cuenta en un equipo nuevo, nos pida algo más aparte de la contraseña. Esto puede ser un código enviado por SMS, por ejemplo.

Así pues, contar con contraseñas fuertes puede librarnos de más de un disgusto. Es vital para mantener nuestra privacidad y datos a salvo. Más aun en casos sensibles, como cuentas bancarias e información importante.

Fuente > Info Security

Últimos análisis

Valoración RZ
6
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
8