Microsoft sigue trabajando para acabar con las vulnerabilidades Meltdown y Spectre

Escrito por Rubén Velasco

El comienzo de 2018 ha estado marcado por Meltdown y Spectre, dos vulnerabilidades ocultas en prácticamente cualquier tipo de procesador moderno que han puesto en jaque la seguridad informática de todo tipo de equipos y servidores de todo el mundo. Debido a la complejidad de estas vulnerabilidades, no es posible solucionarlas con una simple actualización, sino que el proceso para proteger a los usuarios es largo y muy complicado, a pesar de que los gigantes tecnológicos están trabajando juntos para poder acabar cuanto antes con este fallo.

Actualmente, las vulnerabilidades Meltdown y Spectre están parcialmente mitigadas, impidiendo que se puedan explotar, al menos fácilmente. Sin embargo, aún queda un largo camino por recorrer hasta que estos dos fallos de seguridad pasen a ser una simple anécdota de algo que podía haber acabado muy mal si hubiera sido descubierto por la gente equivocada.

En enero de 2018, Microsoft ya lanzó una serie de actualizaciones para proteger a los usuarios de estas dos vulnerabilidades, eso sí, no sin una gran cantidad de problemas. Desde entonces, la compañía ha seguido trabajando en una segunda versión de estos parches que solucionen la vulnerabilidad de manera definitiva y que, además, no tengan ninguna repercusión en el rendimiento ni la estabilidad de los sistemas.

El desarrollo de los parches definitivos para Meltdown y Spectre es largo y lento

Tal como nos cuentan los compañeros de HardZone, hace una semana Intel anunciaba el lanzamiento de un nuevo parche para los procesadores Skylake, Kaby Lake y Coffee Lake. Hace dos días, el fabricante de procesadores lanzaba también nuevos parches para los procesadores Haswell y Broadwell.

Que Intel haya finalizado los microcódigos para estos procesadores no significa que de un día para otro vayamos a recibirlos en nuestro ordenador. Para ello aún tiene que pasar un tiempo de manera que estas actualizaciones puedan probarse y auditarse correctamente para evitar nuevos problemas.

Además, Microsoft está trabajando en garantizar la compatibilidad de los parches con todos los elementos del sistema operativo y, sobre todo, con los antivirus, ya que, al ser un cambio tan grande, los antivirus de terceros suelen dar un gran número de problemas, llegando incluso a dejar el equipo inservible tras un pantallazo azul.

Cómo mantener mi ordenador seguro frente a Meltdown y Spectre

Microsoft está trabajando con los principales fabricantes de procesadores y chipsets para poder llevar los parches a todos los usuarios de la forma más sencilla posible, incluso para aquellos usuarios sin conocimientos avanzados sobre informática. Por ello, es de vital importancia instalar siempre las actualizaciones de seguridad para poder mantener nuestro equipo actualizado y seguro sin tener que hacer nada más ni preocuparnos de realizar actualizaciones y configuraciones complicadas.

Microsoft recomienda también que los usuarios actualicen, si no lo han hecho, a Windows 10 Fall Creators Update, versión 1709, la última versión del sistema operativo, una de las más seguras frente a todo tipo de ataques informáticos y que mejor nos protegerá incluso de Meltdown y Spectre.

¿Qué opinas sobre las vulnerabilidades Meltdown y Spectre?

Fuente > Microsoft