Menos ransomware, pero muchas más variantes

Escrito por Javier Jiménez

Dentro de los numerosos tipos de malware que existen, hay uno que ha saltado con fuerza en los últimos años: el ransomware. Como sabemos, los ciberdelincuentes infectan los equipos de la víctima. Restringen el acceso a datos, archivos o carpetas. A cambio piden un rescate económico. Sin embargo un informe reciente ha sacado dos conclusiones interesantes de analizar: ha disminuido el número de ataques de ransomware, pero hay más variantes. Todo tomando como fecha el último año.

Menos ataques de ransomware

Así lo asegura un informe realizado por SonicWall. Según sus datos, el año pasado hubo un 71,2% menos de ataques de ransomware. Sin embargo el número de variantes aumentó notablemente en un 101,2%.

Esto deja varias cuestiones para la reflexión. La primera es que los ciberdelincuentes tienen en el ransomware como una de las opciones más interesantes para atacar a las víctimas. Prueba de ello es que, según datos de SonicWall, la compañía descubrió 2.855 nuevas variantes de ransomware frente a las 1.419 del año anterior.

Por otra parte, también demuestra que, pese a que hay más variantes de ransomware, hay menos ataques. Menos usuarios, por tanto, se han visto afectados. Esto refleja que cada vez los usuarios se toman más en serio este tipo de problemática con este malware. Cada vez toman más medidas para evitar ser infectados.

En un artículo anterior publicamos algunas recomendaciones para evitar ser víctima del ransomware. Sin embargo uno de los puntos más importantes es el sentido común. En muchos casos el ciberdelincuente necesita de la interacción del usuario para infectar el equipo. Por ello siempre hay que estar alerta y desconfiar de los correos electrónicos extraños que podamos recibir, por ejemplo.

En 2018 aumentará la variedad

Mirando al presente, las previsiones de la compañía es que durante este año 2018 siga aumentando la variedad de ransomware. Pero hay un tipo que va a crecer por encima del resto: el ransomware orientado a móviles y a dispositivos del conocido como el Internet de las Cosas.

Está claro que cada vez más usuarios se conectan a Internet a través del móvil. Pero además de navegar, también realizan tareas cotidianas como entrar en cuentas bancarias. Acciones que, en ocasiones, son sensibles a este tipo de ataques.

El mismo informe recoge también que durante 2017 hubo nada menos que 932.000 millones de ataques de malware. Como hemos mencionado, existen multitud de amenazas y muy diversas. Estos ataques de malware afectan a la seguridad de todas las plataformas, siendo las principales los ordenadores y los dispositivos móviles.

La seguridad, importante

Como siempre decimos, lo importante es contar con programas y herramientas de seguridad. De esta forma podremos hacer frente a posibles amenazas que puedan poner en riesgo el buen funcionamiento de nuestros equipos. Además, es importante que estén actualizados a la última versión. En muchas ocasiones los parches y actualizaciones resuelven posibles vulnerabilidades y fallos puntuales.

Tanto los usuarios particulares como las empresas estamos expuestos a sufrir algún tipo de ataque cibernético. Recientemente publicábamos un artículo donde hablábamos de algunos consejos para mejorar la seguridad en el pequeño negocio, un sector muy vulnerable.

Fuente > Silicon