Qué es una sandbox y como nos ayuda a proteger nuestro equipo frente a virus informáticos

Escrito por Adrián Crespo

Seguro que más de una vez nos has oído mencionar este término. Sin embargo, es probable que no sepas de qué estamos hablando. En este artículo te vamos a explicar cómo puede ayudarte una sandbox a proteger tu equipo y aislar la actividad de los virus informáticos. Esto nos permitirá minimizar los daños al realizar la ejecución de una amenaza, permitiendo que el sistema operativo y otras aplicaciones queden al margen de lo sucedido.

En primer lugar, comenzamos hablando de qué este software. Partiendo de la traducción de la palabra inglesa (caja de arena) podemos decir que se trata de un entorno en el que el daño producido es muy reducido. Es decir, podría decirse que es capaz de sostener y absorber todo lo que se le eche.

La introducción de a pie podríamos darla por concluida. Sabiendo lo que queremos conseguir en nuestro sistema, una caja de arena o sandbox se trata de un software que crea un entorno aislado en el que el usuario podrá llevar a cabo pruebas con software. Todos los cambios que se realicen en este entorno quedarán en él, y no se podrá interactuar con elementos del sistema operativo ni otras aplicaciones que estén fuera de ese espacio delimitado por el software sandbox.

Para que veáis que existen softwares gratuitos que se pueden utilizar, os dejamos una pequeña selección antes de continuar:

¿Cómo me ayuda una sandbox frente a un virus informático?

Aunque las amenazas evolucionan y son capaces de analizar si se trata de un entorno virtualizado o una caja de arena, los expertos en seguridad las utilizan para comprobar cuál es el comportamiento del malware al llegar a un equipo.

El usuario también puede beneficiarse de estos softwares para ejecutar archivos desconocidos en un entorno controlado. De esta forma se reduce el peligro de cifrado de archivos en el caso de los ransomwares, o de instalación de otros softwares de forma no autorizada. Podríamos decir que la sandbox es un contenedor cerrado donde se desarrollan una serie de tareas. Posteriormente es decisión del usuario mantener ese contenedor, que los cambios sean persistentes o bien eliminar el contenedor y todo su contenido.

Si ejecutamos un malware utilizando alguna de las aplicaciones vistas en el artículo que os hemos mencionado anteriormente, la repercusión será inexistente en el sistema operativo y los archivos de los usuarios.

En el gráfico siguiente se puede observar esto que hemos comentado con mayor detalle:

Sandboxie

No es un antivirus

Conviene realizar esta puntualización. Muchos usuarios, al leer lo anterior estarán pensando que para qué necesitan una herramienta de seguridad en su equipo. El motivo es claro: todas las actividades de nuestro equipo no pasan por esta caja de arena. Lo que queremos decir es que hay muchos comportamientos que se escapan del alcance de la sandbox. Esta solo tiene efecto sobre algo que nosotros obligamos a ejecutarse utilizando los recursos de este software.

Sin embargo, nada evita que un software pueda presentar problemas de seguridad y permitir la ejecución de software de forma no autorizada en nuestro equipo. Por eso, no debemos confundir sandbox con antivirus. Podríamos decir que son dos softwares que pueden complementarse, ya que no existe interferencia a la hora de ejecutar ambos a la vez.

¿Debo utilizar una sandbox para proteger mi sistema Windows?

La respuesta es sí. Como ya hemos indicados, se trata de un software transparente de cada al sistema operativo, permitiendo la ejecución de aplicaciones de una forma sencilla, pero en una zona acotada de memoria que está totalmente vacía. Por este motivo, en caso de un malware, el efecto será mínimo. Estos softwares resultan de gran utilidad cuando se quiere abrir un archivo descargado de un mensaje de correo electrónico o web de dudosa legitimidad y que el sistema operativo no se vea afectado.

Últimos análisis

Valoración RZ
6
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
8
Valoración RZ
9