Cómo puedo saber quién está conectado a mi Wi-Fi sin instalar ningún software

Escrito por Adrián Crespo

Ahora que las conexiones a Internet son muy rápidas, seguro que más de uno trata de sacar provecho de la Wi-Fi del vecino. Por este motivo, conviene tener cuidado con la seguridad de nuestra interfaz Wi-Fi y vigilar de vez en cuando que equipos hay conectados. En este artículo os vamos a explicar cómo se puede hacer esta comprobación de forma sencilla y sin instalar ningún software. Tan solo utilizando nuestro router.

Seguramente algún usuario tenga la filosofía de mostrar cierta indiferencia con respecto a este tema. Sin embargo, es necesario indicar que si se produce algún delito y las pruebas llevan a su conexión a Internet, el primero en el que se van a fijar las autoridades es en el propietario de la conexión, aunque no haya tenido nada que ver con el incidente.

Por este motivo, los usuarios que no están utilizando la interfaz inalámbrica toman la decisión salomónica de deshabilitarla, evitando de esta forma preocupaciones.

Sin embargo, otros no se pueden permitir este lujo. En esta situación se encuentra la inmensa mayoría de usuarios. Por este motivo, os vamos a enseñar a cómo utilizar nuestro router para comprobar quién está conectado a la red Wi-Fi.

Proceso para detectar posibles intrusos en la red Wi-Fi

Todo el manual de este proceso gira entorno a la interfaz de nuestro router de acceso a Internet. O, mejor dicho, del equipo que ofrece la conexión inalámbrica. En nuestro caso coincide con el que ofrece acceso a Internet, pero podría ser un AP o incluso un PLC con punto de acceso.

Es muy difícil abarcar todos los menús de configuración. Por este motivo, buscaremos que el proceso sea lo más genérico posible.

Para empezar, debemos dirigirnos a la configuración de nuestro adaptador de red para comprobar cuál es la puerta de enlace. Para ello acudiremos al panel de control y buscaremos Redes e Internet si estás en Windows.

Panel de control de Windows para comprobar puerta de enlace

Una vez hayamos accedido, debemos buscar la opción Centro de redes y recursos compartidos.

Centro de redes y recursos para saber cuál es la configuración del adaptador de red

Después, debemos seleccionar la interfaz que nos ofrece acceso a Internet. En este caso, se trata de una interfaz cableada. Es decir, Ethernet de acuerdo a la imagen.

Una vez hemos seleccionado esta opción, se abrirá un diálogo, en el que seleccionaremos la opción Detalles…

Puerta de enlace para acceder al router

Aquí encontraremos la puerta de enlace que utilizaremos para acceder a la configuración de nuestro router.

Para aquellos que les haya parecido demasiado largo el proceso, ofrecemos una alternativa, la terminal de Windows. Tecleando CMD la abriremos rápidamente. Ahí debemos escribir el siguiente comando:

ipconfig

Este nos mostrará toda la información relacionada con el adaptador de red, entre la que destaca la puerta de enlace.

Para saber en Linux o macOS está información, podemos teclear en un terminal el siguiente comando:

ip route show

Con este comando obtendremos solo la puerta de enlace. Es probable que existan varias rutas. Debemos escoger aquellas que sea similar a la dirección IP. Es decir, si nuestra IP es 192.168.2.34, la puerta de enlace deberá ser similar a 192.168.2.x, donde la x acostumbra a ser, en la mayoría de las situaciones, o 1 o 254.

¿Tenemos la dirección IP? Ya falta menos.

Ahora es el turno para acceder al navegador web y teclear la puerta de enlace. Esto nos llevará al menú de configuración web. Aquí es donde más variaciones podemos encontrar. Si se trata de un router de Movistar u otro operador, es probable que de entrada nos encontremos con una interfaz minimalista, que de entrada nos ofrece la información que buscamos, tal y como se puede observar en la siguiente imagen.

Clientes conectados por cable y Wi-Fi al router de Movistar

Si cuentas con otro router y esto no se corresponde, no te preocupes. A continuación accederemos al menú de configuración nativo del dispositivo.

Una vez dentro, tenemos que dirigirnos al apartado inalámbrico (Wi-Fi o Wireless, depende del equipo). Ahí tendremos diferentes opciones disponibles. En nuestro caso, la opción es Station Info, aunque es probable que se pueda identificar como Client List o alternativas similares.

Listado de clientes Wi-Fi a través del menú del router

De esta forma tan sencilla se puede conocer quién te roba el Wi-Fi.

Posibles soluciones a este problema

Llegados a este punto, tenemos que encontrar una solución para este problema. Obviamente, la primera acción que tenemos que realizar es cambiar la contraseña de acceso a la red Wi-Fi o fijar una si no la tenemos. Una vez realizado este cambio, podemos contemplar el filtrado MAC del que se habla en el siguiente artículo:

Además, para dificultar aún más el acceso no autorizado, se puede ocultar el SSID y fijar una contraseña que sea WPA/WPA2.

En el siguiente artículo podrás encontrar algunos consejos para mejorar aún más la seguridad de tu red inalámbrica: