¿Merece la pena contratar un servicio IPTV para series y cine?

Escrito por Adrián Crespo

Los servicios de vídeo son el complemento ideal para los accesos a Internet. Sin embargo, existen diferentes alternativas. Es necesario que el usuario escoja cuál es la mejor, o la que más se adapta a sus necesidades, tanto de ocio como económicas. Llegados a este punto, en este artículo vamos a analizar qué opción es económicamente hablando mejor, si un servicio de vídeo bajo demanda o bien el servicio IPTV de un operador.

En nuestro país, contamos con varias alternativas de cada una de las dos opciones. En el caso de los servicios IPTV, cada uno de los operadores principales posee el suyo, exceptuando MásMóvil, que por el momento no se ha decantado por esta idea. De esta forma, Movistar+, Orange TV o Vodafone TV, además de Telecable y Euskaltel, son los servicios más conocidos en España. Por otro lado, si hablamos de servicios de vídeo bajo demanda, las opciones no son menos. Empezando por Netflix, pasando por Amazon Prime Video, Rakuten, HBO o la recién llegada Sky permiten al usuario disfrutar de un catálogo bastante amplio de contenidos.

La finalidad de este artículo, tal y como hemos indicado anteriormente, es realizar una valoración económica sobre cuál es la mejor solución económicamente hablando.

Para ello, vamos a fijar un punto de partida genérico. Es decir, un escenario común al que posteriormente añadiremos un servicio IPTV y posteriormente uno de VOD, comparando precios y valorando cuál es la mejor opción.

Escenario común: Telefonía fija, móvil y acceso a Internet

Para que la comparativa sea lo más real posible, vamos a partir de un producto que está presente en la mayoría de los hogares. La oferta convergente que agrupa telefonía fija y móvil y acceso a Internet. En todos los casos, se ofrece llamadas gratuitas a teléfonos fijos nacionales y algún bono para móviles durante fines de semana. En el caso de la telefonía móvil, se ofrecen llamadas gratuitas a cualquier número nacional, tanto fijo como móvil y una tarifa de datos que vamos a ubicar entre 2 y 4 GB. Finalmente, el acceso a Internet es la parte vinculada a más cambios. Cada operador posee sus modalidades y este cambio es importante si estamos hablando de conexiones basadas en fibra óptica o par de cobre, donde la velocidad es menor.

Todo esto, está disponible por un precio que oscila en la actualidad entre los 45 y 60 euros, en función del operador en el que nos encontremos. En nuestro caso, vamos a coger un precio intermedio, 52 euros. Este será nuestro punto de partida.

¿Es más económico un servicio IPTV o uno de vídeo bajo demanda?

Ahora llega el momento de indicar qué es lo que se quiere conseguir con estos servicios, para afinar con el precio. Olvidándonos de los deportes, y sobre todo del fútbol, que no es afición de una amplia mayoría, queremos disfrutar de cine y series, además de contenidos infantiles. De acuerdo a esto, diseñaremos, a continuación, cada una de las opciones existentes. Y lo más importantes, sabremos cuál es el precio a sumar al anterior.

Añadir servicio IPTV: ¿Cuál es el precio final?

En lo que respecta a los servicios de los operadores, para acceder a estos contenidos se debe disfrutar de canales lineales. Si se quiere disfrutar de series, cine y contenidos orientados a los más pequeños de la casa, a la cifra anterior hay que sumarle, aproximadamente, unos 30 euros. Es decir, nuestra oferta convergente y los contenidos de ocio generan un gasto mensual de 90 euros. Recordamos que todo esto es sin incluir el fútbol ni ningún otro deporte.

Turno para el vídeo bajo demanda

Llega el momento de los servicios de vídeo bajo demanda. En la inmensa mayoría, hablamos de una tarifa plana para acceder a contenidos. El precio acostumbra a ser 10 euros, o cifras próximas. En el caso de Sky, que incluye algún canal lineal, la mensualidad asciende a los 14 euros. Las cifras son bastante claras. La contratación de un servicio es estas características apenas nos haría superar los 65 euros o 70 euros en el peor de los casos.

¿Cuál es la conclusión?

Si quieres ahorrar y no quieres renunciar a cine y series, la mejor opción es un servicio de vídeo bajo demanda. Con esto, permitiremos que la factura no ascienda a más de 75 euros todos los meses. Los servicios IPTV solo tienen sentido si se quiere disfrutar de deportes, en especial el fútbol, aunque esto es algo que de cara a la próxima temporada está en el aire. El precio ha subido demasiado, y algunos operadores ya han indicado que no tendrán en su catálogo de productos algunas ligas. Esto ha afectado al precio de otros contenidos, aunque no se quiera reconocer. Es decir, los usuarios que no les gusta este deporte se han visto igualmente afectados.

Por este motivo, si se quiere ahorrar sin renunciar a series, películas y contenidos infantiles, la mejor opción es decantarse por un servicio VOD.