Cómo evitar que te rastreen a través de los programas que instalas

Escrito por Javier Jiménez

Es sabido que cuando visitamos páginas web al navegar, es probable que los sitios rastreen nuestro uso. De la misma manera que sitios de terceros y operadores podrían hacerlo. Todo depende de qué visitemos en Internet. Pero lo que menos usuarios saben es que al instalar programas también podrían incluir identificadores en las propias descargas y rastrearnos. En este artículo explicamos cómo podemos evitar que nos rastreen.

Rastreo a través del software

Las empresas, los proveedores de software, pueden tener varias maneras de agregar datos a las descargas y rastrear a los usuarios. Una de ellas es agregar datos antes o después de los certificados de firma de código en Windows (atributos extendidos del sistema de archivos, en el caso de Mac).

Otra manera es agregar datos a los nombres de archivos que descarga el usuario.

Los datos que se agregan son variados. Pueden contener el nombre del navegador que utiliza el usuario, la dirección IP o alguna campaña de marketing y otros datos.

Este proceso puede iniciarse simplemente después de que los usuarios le den a descargar. Este software podría rastrear el uso e identificar a quien lo está bajando. Como podemos imaginar, no es sencillo averiguar si una empresa de software utiliza el primer método, ya que para ello tendríamos que analizar los certificados y utilizar un software específico.

El blog Ctrl ha analizado las descargas desde sitios populares. Ha descubierto que compañías como Google agregan identificadores únicos a las descargas y que otras como Avast, AVG o WinZip, programas muy conocidos, agregan datos de campaña de marketing a las descargas.

Por tanto, los usuarios son rastreados de alguna manera una vez inician la descarga e instalan el programa.

Evitar que el software nos rastree

Evitar que nos rastreen a través del software

Ahora bien, ¿cómo podemos evitar, o al menos limitar, el rastreo al descargar software? Lo primero que tenemos que utilizar sitios oficiales, con buena reputación, donde poder encontrar los programas y descargarlos. Hay que olvidarse de terceras páginas y plataformas que no inspiren seguridad. Siempre hay que hacerlo de lugares fiables.

También algo que podemos hacer los usuarios es cambiar los nombres de los programas si éstos contienen información única.

Otra cosa muy interesante es utilizar un firewall. De esta manera podremos bloquear todo el tráfico saliente de una aplicación determinada. Evitamos así el envío de información y de la posibilidad de que nos estén rastreando. Eso sí, hay que tener en cuenta que esto solo funciona si el programa no requiere de conexión a Internet activa.

Del mismo modo, al bloquear Internet mientras instalamos un programa, podemos ganar seguridad.

Además, como sabemos es mediante el propio navegador donde pueden rastrearnos con mayor facilidad. Una opción interesante que tenemos es la de utilizar alguna extensión que aumente la privacidad o simplemente navegar en modo privado. Los principales navegadores cuentan con estas opciones.

Fuente > Ctrl