Cómo añadir excepciones a Windows Defender en Windows 10

Escrito por Rubén Velasco

Aunque aún sigue habiendo usuarios que optan por los antivirus tradicionales, desde la llegada de Windows 10 Microsoft ha trabajado mucho en poder ofrecer un antivirus gratis a la altura a todos los usuarios del sistema operativo, y en las últimas versiones del sistema operativo lo ha conseguido. Actualmente Windows Defender ofrece una protección a la altura de cualquier otra suite antivirus, y, a diferencia de lo que muchos piensan, es igual de configurable que cualquier otro antivirus de terceros, aunque sí es verdad que puede que algunas de sus opciones estén un poco escondidas.

Microsoft ha trabajado para que la interfaz principal de Windows Defender sea lo más clara posible, permitiendo a los usuarios tener a simple vista toda la información posible. Por desgracia, aunque Windows nos permite ver un resumen del estado de la seguridad de esta herramienta de seguridad, las opciones de configuración de la misma ya no están tan a la vista como pueden estarlo en otras alternativas.

Windows Defender - Principal

Como todos los antivirus, seguro que Windows Defender nos ha detectado alguna vez un falso positivo y nos ha eliminado algún archivo que era fiable o no nos ha permitido realizar alguna descarga en concreto desde Google Chrome o Firefox, bloqueando dicho fichero por una supuesta amenaza.

Cuando esto ocurre podemos hacer dos cosas. La primera de ellas, la más radical y poco recomendable, es desactivar toda la protección de nuestro antivirus (algo que podemos hacer desde la Configuración del antivirus y protección contra amenazas > Protección en tiempo real), poniendo en peligro nuestro sistema, o, la opción más recomendable, crear una excepción a un archivo o carpeta concreto para que el antivirus no tome acciones con los archivos que se encuentran dentro de ella.

Cómo crear una exclusión en Windows Defender

Para poder crear esta excepción, lo primero que haremos será abrir la ventana principal de Windows Defender (podemos hacer doble clic sobre el icono del escudo que aparece junto al reloj) y seleccionaremos “Protección antivirus y contra amenazas” para poder entrar en la configuración del antivirus como se muestra en la siguiente captura.

Windows Defender - Abrir configuración antivirus

Una vez veamos las opciones de esta protección (la primera de ellas será la que nos permita desactivar por completo la protección en tiempo real a la que hemos hecho referencia al principio del artículo) nos desplazaremos hasta la parte inferior y allí encontraremos la opción de “Exclusiones”. Pulsaremos sobre “Agregar o quitar exclusiones” para añadir o eliminar estas reglas.

Windows Defender - Exclusiones

En la nueva ventana que se nos abrirá seleccionaremos “Agregar exclusión” para añadir una nueva regla a nuestro antivirus. Aquí podemos elegir si queremos crear la regla para un archivo concreto, una carpeta, un determinado tipo de archivo e incluso para un proceso.

Windows Defender - Añadir exclusiones

Elegimos el tipo de exclusión que queremos y listo. A partir de ahora, nuestro Windows Defender empezará a ignorar las amenazas que pueda haber en dicha regla. Eso sí, para evitar posibles problemas es recomendable crear las reglas menos restrictivas posible. Si añadimos C:\ como exclusión lo más probable es que estemos poniendo en peligro todo nuestro sistema.

¿Qué te parece Windows Defender? ¿Lo usas como antivirus o prefieres otras alternativas?