5 consejos para prevenir la pérdida de datos provocada por el malware

Escrito por Javier Jiménez

Existen muchas variedades de malware que pueden comprometer el buen funcionamiento de nuestro equipo. La variedad es tan amplia como las opciones que encontramos para proteger los sistemas. Pero quizás el problema más grave al que se enfrentan los usuarios son aquellas amenazas que pueden poner en riesgo los datos. Con esto hablamos de todos los archivos de un equipo, de toda una unidad. En este artículo vamos a dar algunos consejos para mitigar el problema el malware que puede borrar todos nuestros datos. Hace un mes hablamos de StalinLocker, un malware que podía borrar un disco en cuestión de minutos.

Evitar la pérdida de datos por el malware

Como el caso de StalinLocker, por desgracia hay muchos más. Programas maliciosos configurados para vaciar un equipo. También el caso del ransomware, ideados para secuestrar los archivos y pedir un rescate a cambio. Este, de hecho, fue uno de los principales problemas de ciberseguridad durante 2017.

Pero los usuarios podemos realizar diferentes acciones para proteger nuestro equipo y mitigar este problema. Por ello vamos a dar algunos consejos para poner en práctica. Además, no solamente pueden protegernos algunos de ellos de una pérdida de datos en caso de algún tipo de malware, sino también algún problema de hardware o pérdida de dispositivo.

No hay nada peor que la entrada de cualquier tipo de malware que haga imposible trabajar en un equipo y obligue a formatear. Todos nuestros datos en peligro.

Crear copias de seguridad

Lo primero y más importante es crear copias de seguridad. Es la manera más eficaz de proteger nuestros datos. En caso de un eventual ataque, tendremos una copia de todos nuestros archivos en otro dispositivo. Existen muchas opciones. Básicamente tenemos que elegir entre crear una copia física o en la nube.

Es el primer escudo frente al ransomware, aunque lógicamente no puede evitar la amenaza en sí. Es importante ya que de esta manera si hay algún virus que borre nuestro equipo, esos archivos estarán guardados en otro lugar y el daño puede ser menor.

Programas y herramientas de seguridad

Contar con programas y herramientas de seguridad es muy importante. En este caso sí puede protegernos del malware. Es importante contar con un buen antivirus que detecte posibles amenazas que pongan en riesgo nuestros archivos.

Además, estos programas deben estar actualizados a la última versión. De esta manera haremos frente a los problemas más recientes.

Consejos frente al malware

Tener cuidado al navegar

Cuando hablamos de malware, una de las fuentes de entradas más frecuentes es a la hora de navegar. Hay que tener mucho cuidado de las descargas, especialmente. Siempre hay que descargar los programas de sitios y fuentes oficiales. Es frecuente que en páginas de terceros puedan entrar aplicaciones modificadas y que puedan comprometer nuestros sistemas.

Dentro de estos programas dañinos se encuentran algunas variedades de malware que pueden comprometer nuestros datos. Por tanto, tener mucho al navegar y al descargar es uno de los pilares de evitar archivos dañinos que puedan provocar un borrado de disco y comprometer nuestros datos.

Mantener nuestro equipo actualizado

Anteriormente mencionamos que debemos de contar con programas antivirus actualizados. Lo mismo ocurre con el propio sistema. En ocasiones surgen vulnerabilidades que pueden provocar la pérdida de datos si son explotadas. Existen variedades de malware que aprovechan estos errores para penetrar en un equipo.

Manteniendo las actualizaciones e instalando los parches de seguridad que van apareciendo, podemos evitar problemas de este tipo. Es otra de las acciones más importantes que podemos hacer para evitar el borrado de datos por culpa del malware.

Sentido común

Quizás lo más importante de todo. Hay que tener sentido común con e-mails fraudulentos que recibamos, páginas malintencionadas o programas que instalemos. Hay que observar siempre muy bien la fuente de procedencia, así como aspectos generales.

Gran parte del malware requiere de la interacción del usuario. Es por ello que el sentido común se convierte en algo básico para prevenir.