Cómo crear un filtro de Spam en Gmail para aumentar la protección

Escrito por Javier Jiménez

Uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamientos los usuarios de correos electrónicos es el Spam. Es así como se conoce a todo aquel correo no deseado que llega a nuestra bandeja. Suele ser publicidad, a veces incluso contener algún tipo de amenaza que pueda poner en riesgo nuestro sistema. Por suerte los principales gestores de correo electrónico cuentan con filtros que utilizan la inteligencia artificial para determinar si un mensaje es legítimo o, por el contrario, tienen que mandarlo a la bandeja basura. Pero no todo es 100% eficaz y puede haber ciertos errores. Hoy vamos a hablar de cómo crear un filtro de Spam en Gmail.

Cómo crear un filtro de Spam en Gmail

Gmail es, como sabemos, uno de los gestores de correos más utilizados. Cuenta con millones de usuarios en todo el mundo y está disponible en las principales plataformas. Hay que mencionar que, de serie, dispone de uno de los mejores sistemas para combatir el Spam. Sin embargo los propios usuarios podemos crear filtros para potenciar su funcionamiento.

Por suerte en Gmail tenemos de forma nativa la posibilidad de crear filtros de Spam. En otros clientes de correos esta es una herramienta adicional que tenemos que instalar. Aquí es más sencillo y a continuación explicamos cómo hacerlo:

Lo primero que tenemos que hacer es ir a la Configuración. Dentro buscar la sección Filtros y direcciones bloqueadas. Aquí es donde podemos generar direcciones de correos de las que no queremos recibir mensajes en la bandeja principal de entrada. Es, en definitiva, crear una lista negra.

Encontraremos una opción para crear un filtro nuevo. Entramos y nos aparecerá un formulario para rellenar una serie de apartados para que los correos no deseados no lleguen a nuestra bandeja.

Podemos incluir una dirección, un asunto, palabras que contenga, archivos adjuntos, etc. En el apartado “Contiene las palabras” debemos incluir is:spam.

Filtro de Spam en Gmail

Después de esto ya podremos darle a crear filtro. Nos aparecerá un mensaje de advertencia en una ventana emergente y tenemos que aceptar.

Con esto ya habremos creado un filtro configurado según los parámetros que hayamos puesto. Una manera extra de potenciar la función antispam que viene ya predefinida en Gmail. Podemos crear tantos filtros como queramos y también tener la posibilidad de borrar aquellos que ya hemos hecho si nos arrepentimos.

Bloquear una dirección o fijar unos parámetros

Podemos bloquear una dirección en concreto, así como diferentes términos, asuntos y otros parámetros. Esto ya va en función de cada usuario y de cómo quiera configurar su bandeja.

En definitiva, creando un filtro de Spam en Gmail tendremos un mayor control sobre aquellos mensajes indeseados que nos llegan. Como hemos mencionado, muchos de ellos pueden contener links fraudulentos que puedan comprometer seriamente el buen funcionamiento de nuestro equipo. Puede ser que este tipo de correos tengan archivos adjuntos que puedan infectar nuestro sistema.

En un artículo anterior dimos algunos consejos y trucos interesantes para evitar que nuestra bandeja se llene de Spam.