Asegura tu macOS con estos simples pasos

Escrito por Javier Jiménez

Todos los sistemas operativos corren el riesgo de sufrir algún tipo de amenazas. Sin embargo los usuarios tienden a pensar que macOS o Linux son menos propensos a la entrada de malware o son más seguros. La cuestión es que los ciberdelincuentes ponen sus miras en aquello que tiene más usuarios, que sería Windows en caso de equipos de escritorio y Android, en dispositivos móviles. Pero esto no hace que macOS sea más seguro o que no pueda sufrir amenazas. Es por ello que conviene seguir algunos pasos básicos para proteger el sistema y evitar ataques.

Configuraciones para asegurar un equipo con macOS

Utilizar FileVault

Si hay algo valioso para los usuarios son sus datos. FileVault es un sistema de cifrado de disco. Todo el contenido que tengamos lo envuelve en una capa adicional de seguridad. Una coraza para evitar filtraciones. Si alguien logra acceder a nuestro equipo no podría ver nuestros archivos ya que están cifrados por una contraseña.

Para ello hay que ir a Preferencias del sistema y entrar en la sección Seguridad y privacidad. En los macOS más recientes lo normal es que esté activado. Sin embargo en los más antiguos o si hemos copiado archivos de otro equipo, puede que necesitemos activarlo. Es una opción muy interesante para aumentar la seguridad.

Contraseña compleja

Esto quizás sea de lo más básico. Para cualquier tipo de dispositivo o cuenta necesitamos contar con una clave fuerte y compleja. Es la manera de prevenir el acceso de intrusos y preservar así nuestra privacidad. Nuevamente dentro de Seguridad y privacidad encontramos la opción para cambiar la contraseña.

Tenemos que poner algo que no nos relacione. No es buena idea, ni mucho menos, lo que suelen hacer muchos usuarios: poner nombre, apellidos, número de teléfono, etc. Hay que generar una clave que contenga letras (a ser posible minúsculas y mayúsculas), números y otros caracteres.

Es interesante configurar nuestro equipo para que pida la contraseña cuando se suspenda la pantalla, por ejemplo.

Gestor de contraseñas

Siguiendo con el tema de claves, una buena idea es contar con un gestor de contraseñas. Dashlane es un buen ejemplo para ello. Esto nos permite generar claves únicas para cada servicio. Es importante no poner una misma contraseña en varias cuentas, ya que si alguien averigua una de ellas, tendría acceso a las demás.

También nos permite activar la autenticación de dos factores. Se trata de una capa de seguridad adicional que nos permite proteger nuestras cuentas en caso de que alguien sepa nuestra clave. Esto es así ya que tendría que utilizar una segunda medida de seguridad.

Find My Mac

Imaginemos que hemos perdido nuestro equipo con todos los datos dentro. Lo primero que querremos hacer es saber dónde está. En Preferencia, dentro de iCloud, encontramos la opción Find My Mac. Utiliza la conexión para realizar un seguimiento de la localización.

Pero además de saber dónde está en caso de robo o pérdida, también podemos borrar los datos de forma remota. Esto es una solución muy interesante ya que no sabemos en manos de quién ha podido acabar.

Conviene activar esta opción en iCloud.

Aumentar la seguridad en macOS

Encender el firewall

Contar con un firewall es importante sea cual sea el sistema operativo. Es una manera adicional de proteger nuestro equipo de posibles amenazas. No es una excepción macOS. Es importante que el firewall esté activado.

Dentro del panel de Seguridad y privacidad, tenemos que ir a la pestaña de Firewall y activarlo en caso de que no lo esté. Otra opción es utilizar un firewall de terceros que pueden ofrecer una protección más completa.

Seguridad de redes

En macOS también debemos asegurar nuestras conexiones. Lo principal es que nuestro router cuente con una contraseña fuerte y no la que viene de fábrica. Que tenga el firmware actualizado y tener en mente la opción de utilizar una VPN para asegurar la actividad cuando necesitemos que nuestros datos vayan cifrados.

Actualizaciones

Otro aspecto muy importante es mantener nuestros sistemas actualizados. En ocasiones surgen vulnerabilidades que pueden ser explotadas por los ciberdelincuentes. Normalmente los fabricantes sacan parches de seguridad para paliar estos problemas.

Es conveniente que nuestros equipos cuenten con la última versión y poder así hacer frente a las amenazas más recientes.

Fuente > Make Teach Easier