¿Tienes problemas al mandar correos desde Gmail? Así puedes solucionarlos

Escrito por Rubén Velasco

Hay pocas más frustrantes que ir a mandar un correo electrónico importante, por ejemplo, del trabajo, y encontrarnos con que nuestro servidor de correo electrónico, ya sea Gmail o cualquier otro, no funciona correctamente y no envía el mensaje en cuestión, devolviendo un mensaje de error y haciendo que seamos incapaces de utilizar el servidor de correo. Aunque puede ocurrir que la culpa del error la tenga el propio servidor, lo más común es que se trate de un error por nuestra parte, y por ello os vamos a explicar cómo solucionar la mayoría de ellos.

Las razones por las que puede no funcionar correctamente nuestro correo electrónico son muy variadas, y pueden deberse, por ejemplo, a un problema con el propio servidor que no funciona correctamente (aunque suelen ser casos muy esporádicos y raros, ya que los clientes de correo como Gmail suelen tener una disponibilidad superior al 99.9%) o, más habitualmente, deberse a un problema generado en nuestro ordenador, problema que impide conectarnos al servidor o comunicarnos correctamente con él.

A continuación, os vamos a explicar qué debemos hacer para intentar solucionar cualquier problema con nuestro servidor de correo para poder utilizarlo cuando no nos funciona correctamente.

Cómo solucionar los problemas al conectarnos a Gmail o mandar un correo electrónico

La mayoría de las veces, el culpable de que nuestro correo no funcione adecuadamente es nuestro navegador web. Por algún motivo, puede que el navegador haya quedado bloqueado, o haya alguna extensión o algún archivo temporal que impide que el cliente de correo funcione correctamente.

Por ello, lo primero que deberíamos probar es a ver si con otro navegador nos funciona sin problemas, un navegador que descarguemos nuevo o que tengamos instalado y no hayamos utilizado, como Internet Explorer o Edge. Si desde este navegador nuestro correo funciona, entonces lo que debemos intentar es intentar localizar la causa por la que nuestro navegador está dando problemas, empezando por limpiar todo tipo de archivos temporales y de caché, además de deshabilitar todas las extensiones que tengamos instaladas para evitar que alguna de ellas esté dando los problemas. También podemos probar a restablecer los valores de fábrica del navegador para volver a probar un navegador limpio, desde cero.

Si a pesar de probar otro navegador nuestro Gmail sigue sin funcionar, entonces es que el problema se encuentra un poco más escondido. En ese caso, debemos comprobar que la hora y la fecha de nuestro ordenador están correctas (aunque no lo parezca, suelen ser una de las principales causas de problemas) y, además, probar a cambiar los DNS de nuestro ordenador o router por los propios de DNS de Google (8.8.8.8,8.8.4.4) o los DNS de Cloudflare (1.1.1.1,1.0.0.1).

También suele ayudar reiniciar el router para que, en caso de que el problema sea de la propia conexión, podamos solucionarlo. También podemos probar desde otro ordenador que tengamos en casa a ver si el problema sigue estando presente o se ha ido y todo vuelve a funcionar con normalidad.

¿Alguna vez has tenido problemas con Gmail?