Mini FTP: El cliente FTP más sencillo que puedes encontrar

Escrito por Rubén Velasco

Los servidores FTP son la forma más cómoda de compartir archivos con otras personas. Estos servidores hacen uso del protocolo FTP (aunque es recomendable, por seguridad, utilizar protocolos seguros como FTPS o SFTP) para permitir a cualquier usuario, previa autenticación, conectarse al servidor de forma remota y acceder a todos los archivos guardados en el servidor. En la red existen muchos tipos de clientes FTP para conectarnos a estos servidores, algunos muy conocidos, como FileZilla, y otros algo menos conocidos pero muy útiles como es el caso de Mini FTP.

Mini FTP es un sencillo cliente FTP gratuito y de código abierto diseñado para permitirnos conectarnos a cualquier servidor FTP desde Windows de la forma más sencilla posible. Mientras que otros clientes FTP, como es el caso del conocido FileZilla, tienen una gran cantidad de opciones y menús, este cliente apuesta por lo fácil, ofreciendo a los usuarios lo necesario para conectarse al servidor y utilizando el propio Explorador de Windows para navegar por los directorios, explorador al que todos estamos acostumbrados.

Las principales características de Mini FTP son:

  • Funciona con usuario y contraseña o sin contraseña.
  • Nos permite especificar el puerto, aunque por defecto utiliza el 21.
  • Nos muestra una ventana del Explorador de Windows con los directorios del servidor.
  • No guarda ninguna contraseña, por lo que no hay riesgo de exponerlas.
  • Pequeño y portable, no necesita instalación.

Cómo funciona Mini FTP

Para poder utilizar Mini FTP, lo primero que haremos será descargarlo desde la página de su proyecto. Como es portable no tenemos que instalarlo en nuestro ordenador, por lo que una vez descargado lo ejecutamos  y podremos ver una ventana como la siguiente.

Mini FTP - interfaz

En caso de que aparezca en francés (ya que es un programa creado por un desarrollador francés) podemos cambiar el idioma a inglés fácilmente desde la parte inferior de la ventana, en el apartado “Language”. Este programa no esconde ningún misterio. Para poder conectarnos al servidor de forma remota simplemente debemos introducir la IP en el apartado “host”, los credenciales de usuario en “Login” y “Password” y el puerto en su correspondiente apartado.

Mini FTP

Una vez introducidos estos datos, simplemente pulsaremos sobre el botón “Conexion” para conectarnos al servidor. Nada más. Nos aparecerá una ventana del Explorador de Archivos de Windows, como si hubiésemos abierto una carpeta cualquiera de nuestro ordenador, y podremos trabajar con ella como si tuviéramos los archivos guardados en un disco duro o una memoria USB, aunque en realidad todo se está procesando en el servidor.

¿Qué te parece Mini FTP? ¿Conoces otros servidores FTP sencillos similares?