¿Problemas con el Escritorio Remoto de Windows 10? Así puedes solucionarlos

Escrito por Rubén Velasco

Escritorio Remoto es un protocolo desarrollado por Microsoft para permitirnos conectarnos de forma remota a cualquier ordenador con el sistema operativo de Microsoft fácilmente y sin complicadas configuraciones ni tener que abrir puertos, para poder controlarlo como si estuviéramos sentados delante de él. Escritorio Remoto se caracteriza básicamente por su sencillez, y es que solo sabiendo la IP o el nombre de red podemos conectarnos a cualquier ordenador. Sin embargo, puede que en ocasiones nos encontremos con distintos problemas a la hora de intentar conectarnos a un determinado ordenador de forma remota.

Los motivos por los que podemos encontrarnos problemas a la hora de intentar conectarnos a un ordenador a través de Escritorio Remoto son muy variados. Nosotros, en este artículo, vamos a intentar recopilar los problemas más comunes junto con sus correspondientes soluciones.

Principales problemas al conectarnos de forma remota a un ordenador a través de Escritorio Remoto

Antes de continuar, lo primero que debemos comprobar es que tenemos activada esta función en el ordenador al que queremos conectarnos. Para ello, os recomendamos seguir el siguiente manual donde os explicamos cómo activar el Escritorio Remoto en Windows 10 para comprobar que, efectivamente, el ordenador al que queremos conectarnos permite las conexiones remotas.

Habilitar Escritorio Remoto en Windows

Si esta característica está correctamente activada, el siguiente paso que debemos comprobar es que ambos ordenadores tienen conexión a Internet, tanto el servidor (al que nos conectamos) como el cliente (desde el que vamos a conectarnos). Para ello simplemente debemos hacer un ping a sus correspondientes direcciones IP y comprobar que responden, o si tenemos acceso físico a ambos, intentar navegar a través de ellos o hacer un ping a un servidor externo como google.es.

Si seguimos teniendo problemas es recomendable mirar bien que ningún tipo de software (como un antivirus o un firewall) esté bloqueando el puerto que utiliza RDP ni las conexiones, tanto entrantes como salientes, de este software. Es recomendable crear reglas permisivas para que el Escritorio Remoto tenga libre acceso a la red para evitar problemas.

Otra de las configuraciones que suele dar muchos problemas es el protocolo IPv6. Por ello, es recomendable desactivar, tanto en el servidor como en el cliente el uso del protocolo IPv6, dejando tan solo activado el protocolo IPv4.

Desactivar protocolo IPv6

Si tenemos problemas para conectarnos a través del nombre de red, es recomendable intentar hacerlo utilizando la IP, ya que suele dar menos problemas. Si queremos conectarnos a través del nombre de red debemos asegurarnos de que este está correctamente registrado, por ejemplo, encontrando el equipo a través de SMB. Este problema también se suele solucionar frecuentemente cambiando el cliente RDP que utilizamos de manera que, en vez de usar el propio cliente de Microsoft utilicemos alguno de terceros, e incluso la versión UWP de Windows 10.

¿Sueles utilizar a menudo el Escritorio Remoto de Windows? ¿Alguna vez has tenido algún problema con él?