Opciones de seguridad que deberías cambiar o activar en tu dispositivo Android

Escrito por Javier Jiménez

Cada vez más utilizamos nuestro teléfono móvil para acciones más sensibles. Con esto nos referimos a acceder a cuentas bancarias, guardar datos personales, fotos, vídeos, aplicaciones de todo tipo. Un teléfono hoy en día no es simplemente para llamar y enviar mensajes, como hace solo unos años. Es por ello que la seguridad se ha vuelto más necesaria que nunca. Hay ajustes, configuraciones y herramientas que nos permiten mejorarla. Hoy nos vamos a centrar en esto. Vamos a hablar de qué opciones de seguridad deberíamos cambiar o activar en Android.

Opciones de seguridad en Android

Como sabemos, Android es el sistema operativo móvil más utilizado por los usuarios. Es por ello que necesitamos aumentar la seguridad y evitar así posibles problemas que pongan en riesgo el buen funcionamiento.

Encontrar mi dispositivo

Quizás muchos usuarios no tengan activada esta opción. Es realmente útil y nunca está de más. Nos permite encontrar nuestro móvil en caso de pérdida o robo. Podemos tener acceso a información como el lugar (si la ubicación está activada) o la red a la que está conectado.

Para activarla tenemos que entrar en Ajustes, ir a Ajustes de Google, posteriormente vamos a Seguridad y aquí veremos Encontrar mi dispositivo. Simplemente entramos y comprobamos que esté activado. Es probable que lo activáramos cuando configuramos el teléfono al encenderlo por primera vez.

Hay diferentes formas de encontrar nuestro dispositivo. Podemos utilizar una aplicación que se descarga de Google Play. También a través de la Web. Es muy útil y es una de las configuraciones que debemos de tener activadas. Al menos solo por si acaso. Podemos incluso bloquear la pantalla, emitir un sonido, etc.

Lo he probado (por suerte de manera voluntaria, sin haberlo perdido) y resulta muy interesante. El sonido, pese a que el móvil estaba configurado en silencio, es bastante fuerte. Ideal si en un momento dado lo hemos perdido en un lugar que sabemos dónde está o queremos que salte a algún ladrón que nos lo acaba de quitar. Esta es una de las opciones de seguridad más interesantes.

Cifrar la tarjeta SD

Esto es algo importante. Imaginemos que perdemos o nos roban el móvil. Podemos tener un PIN con el que tendrían difícil acceder, pero simplemente quitando la tarjeta SD o microSD podrían ver todos los datos que tengamos. Por tanto conviene cifrarla.

Para ello es muy sencillo. Depende de la versión de Android y el modelo de móvil. Lo normal es que haya que acceder a Ajustes, Seguridad y aquí veamos Cifrado de tarjeta o Cifrado de dispositivo.

Es un proceso que puede tardar un tiempo y conviene tener la batería cargada. De esta manera si esa tarjeta se introduce en otro equipo, no se podría leer el contenido. La parte negativa es que puede ralentizar algo el uso del teléfono, según sea el dispositivo.

Seguridad de equipos Android

Bloquear red

Cuando tenemos la pantalla bloqueada, en muchos terminales podemos acceder a algunos ajustes sin necesidad de introducir la clave. Esto nos permite, por ejemplo, activar o desactivar el Wi-Fi y la red móvil. Si alguien nos roba el teléfono o se lo encuentra, podría desactivar la conexión y dificultar que lo encontremos.

Por tanto conviene bloquear la red para que, sin poner el PIN o huella dactilar, no puedan desactivarla. Para ello vamos a Ajustes, Pantalla de bloqueo y seguridad y justamos Ajustes del bloqueo de seguridad. Esto puede variar de un dispositivo a otro.

Nos pedirá el PIN para acceder. Dentro seleccionamos la opción Bloquear red y seguridad.

Visibilidad del teléfono

Normalmente los teléfonos modernos tienen muy en cuenta esto y, pasado un tiempo, se desactiva. Sin embargo no está demás comprobarlo. Por ejemplo el Bluetooth. Siempre que no lo utilicemos, lo mejor es que esté apagado. De esta manera mejoramos la seguridad y privacidad, pero también ahorramos batería.

Lo mismo ocurre con otras funciones como el NFC.

Poner una contraseña correcta

Vale, esto es algo que la gran mayoría de usuarios tiene. Bien sea un patrón de desbloqueo, un PIN, huella dactilar… Ahora bien, también son muchos los que ponen un código PIN incorrecto, débil y que puede ser desbloqueado.

Lo ideal es poner uno largo, que no contenga datos que nos relacionen (fecha de nacimiento, etc). Una de las opciones de seguridad básicas.