Enfrentamiento entre Microsoft y los usuarios de Skype por su renovación

Escrito por Adrián Crespo

Que los usuarios son reacios a grandes cambios es algo que sabemos. Aunque sean para mejor, los grandes cambios descolocan, y muchos prefieren continuar con un funcionamiento antiguo. Microsoft se encuentra inmerso en pleno proceso de renovación de Skype en su siguiente versión (8 para ser más precisos). Sin embargo, las primeras impresiones vertidas por los usuarios no son buenas y han criticado duramente a los de Redmond.

Los cambios que introduce Microsoft en alguno de sus productos siempre son analizados con lupa por los usuarios y expertos. Podríamos decir que pocas veces son acorde a los gustos.

El último “enfrentamiento” está provocado por el programa de mensajería Skype. La empresa de Redmond quiere introducir una reforma muy profunda con respecto a la versión 7. Son muchos los que piden la vuelta de Skype Classic. Sin embargo, no existe posibilidad de marcha atrás.

Desde la empresa con base en Redmond indican que se está trabajando de forma conjunta en Skype y Outlook para conseguir un diseño mucho más familiar y fácil de utilizar. Sin embargo, a la vista de los comentarios, parece que se ha conseguido todo lo contrario.

Las mayores discrepancias se están encontrando en el diseño de la nueva interfaz y la ubicación de los diferentes elementos en el software de mensajería.

La funcionalidad de Skype se había convertido en algo excesivamente complejo

Desde Microsoft defienden que los cambios en el servicio de mensajería se apoyan en una complejidad mucho mayor. Indican que no se trata solo de un servicio de mensajería. Han aparecido nuevas funciones y se han integrado las funciones de otros softwares. De esta forma justifican el cambio de diseño para reintegrar todo de nuevo, de una forma mucho más clara.

Indican que, otros elementos que no se utilizaban, han sido suprimidos de la interfaz. Este es otro de los puntos de cisma entre Microsoft y los usuarios. Esto es algo que ha sucedido incluso cuando Google introduce cambios. Aunque la inmensa mayoría no utilice esos elementos, siempre la minoría que sí lo hace ofrecerá sus quejas por la decisión.

Llega el momento de escuchar

Aunque parezca algo inverosímil, desde Microsoft han tomado la decisión de tender la mano hacia los usuarios. Por este motivo, se está llevando a cabo una escucha de las peticiones de los usuarios para conseguir que la versión 8 de Skype se acerque lo máximo posible al producto deseado por los usuarios. Obviamente, dentro de unos límites.

Indican que cada una de las peticiones se estudiará y se valorará su viabilidad en base al diseño de la actual versión. En ningún momento se buscará volver atrás.

Fuente > Bleeping Computer