¿Es mejor seleccionar una red manualmente o de forma automática? Estas son sus diferencias

Escrito por Javier Jiménez

Los teléfonos móviles modernos tienen dos maneras de conectarse a la red: manualmente y de forma automática. Existen diferencias. En ocasiones puede ser mejor conectarse de una manera y en otras, de otra. En este artículo vamos a explicar sus diferencias. Vamos a ver cuándo conviene más elegir una u otra opción, según las circunstancias. De esta manera los usuarios podrán tener su móvil configurado de la mejor manera y aprovechar así los recursos. La cobertura, como sabemos, no siempre es la misma. Tampoco lo es la velocidad de Internet que podemos alcanzar.

Seleccionar una red manualmente o de forma automática

Como su nombre indica, configurar la red de manera manual o automática significa que el usuario tendrá que elegir o no a cuál conectarse. Si optamos por conectarnos de forma automática, el teléfono registrará la red sin interacción del usuario. Elegirá la mejor disponible en ese momento y que sea compatible con nuestra tarjeta SIM. Lo normal es que se conecte a la compañía que tengamos contratada.

Por el contrario, si elegimos la opción de manualmente seremos nosotros, los propios usuarios, los que tendremos que elegir la red a la que conectarse. Esto puede suponer un problema en ocasiones, pero un acierto en otras. Lo seguro es que nos aseguramos de la red a la que nos conectamos.

Hay que mencionar que las diferencias existen principalmente cuando entra en escena el roaming. A nivel nacional, tanto si lo ponemos de forma automática como manual, afecta menos. ¿Cómo puede variar? Por ejemplo en aquellas compañías que pueden conectarse a más de una red. De forma manual podremos elegir la que más nos interese en ese momento, ya que de forma automática puede que se conecte a una que, si bien funcionaría, podría no ir correctamente.

Pero especialmente afecta en el tema del roaming. En este aspecto sí puede llegar a ser muy importante. Lo primero, al llegar a un nuevo país. Si tenemos configurada la red de forma automática, nuestro móvil se conectará directamente en cuanto coja señal. No tendremos que hacer nada más, siempre que la itinerancia de datos esté activada.

Seleccionar redes móviles manualmente

El roaming, clave

Pero esto puede suponer un problema. Desde mi experiencia personal, no siempre se conecta a la mejor red disponible. He estado en países de la Unión Europea, ya sin roaming, en los que mi compañía móvil tiene convenio con un par de operadores locales. En ocasiones uno de esos operadores no funciona correctamente. Tengo cobertura máxima, pero la velocidad de Internet deja mucho que desear.

Este hecho provoca que configure la red de manera manual y elija la otra, la cual va mejor. No siempre ocurre, pero sí es cierto que he comprobado en varios países en los que alguna de las redes disponibles, va bastante mal. Por tanto mi recomendación es que en el extranjero configuremos de manera manual las redes.

También puede ser muy interesante cuando estemos en una zona limítrofe. Por ejemplo en la ciudad de Badajoz. Es muy común que nuestro móvil se conecte a redes portuguesas, ya que está en la frontera. Lo mismo ocurre en otras muchas zonas de España que lindan con Portugal, Francia o incluso Andorra o Marruecos. Hay que tener cuidado especialmente en estos dos últimos casos, donde existe un roaming bastante caro y se han dado casos de ciudadanos que, sin saberlo, han gastado muchos datos.

En estos casos también es aconsejable conectarnos de manera manual a la red que nos interesa. Incluso desactivar la itinerancia de datos, si no la vamos a usar.

En definitiva, estas son las principales diferencias que podemos encontrar entre conectarnos manualmente o de forma automática a una red. Según las circunstancias puede interesar una u otra forma.

Por otro lado, teóricamente al conectarnos de forma manual ahorramos batería. Esto es así ya que nuestro móvil no está constantemente buscando redes. Sin embargo hoy en día esta diferencia es inapreciable.