¿Qué hace que un navegador funcione más rápido que otros?

Escrito por Javier Jiménez

Como sabemos existen muchas opciones para navegar por Internet. Ya sea en equipos de escritorio o dispositivos móviles, las variedades son muy amplias. Es cierto que los más conocidos y utilizados son Google Chrome o Mozilla Firefox, pero ya publicamos un artículo hablando de las mejores alternativas para navegar. Sin embargo no todos son igual de rápido. La velocidad es sin duda uno de los aspectos más importantes para los usuarios. Pero, ¿qué hace que un navegador pueda ser más rápido que otro? Vamos a explicar algunos aspectos importantes.

Aspectos que hacen que un navegador sea más rápido

Cada usuario puede tener sus preferencias a la hora de utilizar un navegador. Quizás opte por uno que cuente con una gran variedad de extensiones. Tal vez prefiera uno que sea ligero y consuma pocos recursos. Pero con total seguridad una de las cuestiones más importantes para elegir uno es que sea fluido y veloz.

Por esto último, por la velocidad de navegación, vamos a explicar qué hace que un navegador pueda ser más rápido que otro. No todos son iguales, lógicamente. Existen diferencias que pueden determinar que sea mejor en este aspecto.

Si miramos los aspectos técnicos, hay que tener en cuenta principalmente dos aspectos: el motor del navegador y el motor de JavaScript.

Motor del navegador

El primero, el motor del navegador, es un componente clave de cada navegador. Es responsable de muchas tareas, incluido analizar el código HTML y CSS, mostrarlo en la pantalla de nuestro equipo y aplicar la política de seguridad. Esto último es vital para preservar nuestra privacidad y seguridad a la hora de navegar.

El motor del navegador es capaz de mostrar documentos e imágenes HTML y XML, así como establecer la fuente, el color o tamaño de texto. Según el navegador que utilicemos, podría mostrar otros documentos.

Como podemos imaginar, existen diferentes tipos de motores de navegadores. De ahí que haya diferencias en cuanto a velocidad según una opción u otra. Algunos de los más populares son Blink, EdgeHTML, Gecko y WebKit. El primero está disponible tanto en Google Chrome como en Opera. Tiene licencia GNU LGPL y es de uso gratuito.

EdgeHTML, como su nombre puede indicarnos, pertenece a Microsoft Edge y está especialmente diseñado para este navegador. Está optimizado, por tanto, para su uso en esta opción.

Por parte de Mozilla Firefox, que es otro de los navegadores más populares, su motor es Gecko. Está disponible también para otros navegadores menos conocidos.

Por último, WebKit es el utilizado por Apple para su navegador Safari.

Motor de JavaScript

Como hemos mencionado, el motor del navegador es importante para tener una buena velocidad. Sin embargo con el paso del tiempo y las mejoras tecnológicas, este aspecto no están importante como hace solo unos años. Sí hay que tener en cuenta otros aspectos como el motor de JavaScript.

Cada uno de los navegadores utiliza un motor de JavaScript. Podríamos decir que es un punto vital para obtener unos buenos resultados en cuanto a velocidad. Este código está detrás de muchas funciones y características que encontramos a la hora de navegar.

El motor de JavaScript es responsable de convertir el código JavaScript de un sitio en una salida optimizada que el navegador puede interpretar en el menor tiempo posible. Una vez más, hay diferentes motores de JavaScript en cada uno de los principales navegadores. Por ejemplo V8 es el motor que utiliza Google Chrome. Utiliza dos compiladores de código, a diferencia de por ejemplo JavaScriptCore, que ejecuta todo creando tokens.

Sin embargo nuevamente no encontramos una verdad absoluta. En ocasiones podemos encontrarnos con un código JavaScript que se ejecute más rápido en un motor, mientras que en otros casos es con otro. No hay uno que en todos los casos sea más veloz. Además, hay que tener en cuenta que algunos navegadores también utilizan algoritmos de carga y almacenamiento en caché para mejorar aún más la velocidad.

Aumentar la velocidad de navegación

Cómo hacer que nuestro navegador funcione mejor

En definitiva, estos son los dos principales aspectos por los que un navegador puede ser más rápido que otro. Como hemos visto, no es algo absoluto que ocurra en todos los casos. Sin embargo hay maneras que puede controlar el propio usuario para aumentar la velocidad a la hora de navegar.

Una de ellas es mantener el navegador actualizado. En ocasiones surgen mejoras o incluso parches de seguridad que solucionan vulnerabilidades y problemas. Mantener el software actualizado a la última versión puede hacer que naveguemos a una mayor velocidad.

También es importante controlar la cantidad de extensiones que tengamos instaladas. Es cierto que representan una parte importante para nuestro día a día muchas de ellas. Pero el disponer de un número demasiado grande puede ralentizar el uso y hacer que naveguemos más lento.

Por último, mantener una buena salud en el navegador también nos ayuda. De esta manera es importante contar con programas y herramientas de seguridad. Evitar que posibles amenazas en forma de malware lleguen a nuestro equipo.

Fuente > Make Use Of